Ecumenismo

Ecumenismo

Jesucristo ha enviado a sus discípulos hasta los confines de la tierra para llevar la Buena Nueva de la salvación a todas las naciones: “Id pues y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.”

Pero antes de anunciar la fe a los demás, hay que poner orden en la propia casa. Este es precisamente el núcleo de la labor ecuménica. El término ecumenismo viene de las palabras griegas “oikéin” (habitar) y “oikós” (casa) que han tenido diversos significados a lo largo de la historia. Los cristianos las han empleado para hablar de la Iglesia, la gran casa de Cristo. La labor ecuménica se refiere a todos los que viven en esta casa, y fomenta su unidad, “de acuerdo con las diversas necesidades... y las posibilidades de los tiempos.”

separador

 

  Compendio de Apologética Católica  

 

 

 

Listado de artículos

 

Ecumenismo: Principios y práctica

Por Conoze.com

Se entiende por "movimiento ecuménico", "las actividades e iniciativas que, según las variadas necesidades de la Iglesia y las características de la época, se suscitan y se ordenan a favorecer la unidad de los cristianos" (UR 4/b). No se trata de un movimiento indefinido, sino que posee un objetivo -la plena unidad visible-, y unas maneras de actuación. El movimiento ecuménico se da entre las Iglesias y Comunidades cristianas como tales. Se participa en él desde la identidad confesional respectiva, aunque sea a título personal.

Ver mas

separador

¿Que es el ecumenismo?

Por Ricardo García

El deseo de restablecer la unión corresponde a la Iglesia entera, tanto a los fieles como a los Pastores, a cada uno según sus posibilidades, así en la vida diaria cristiana como en las investigaciones teológicas e históricas. Tal empeño manifiesta ya, de alguna manera, la unión fraterna existente entre los cristianos, y va conduciendo a la plena y perfecta unidad, conforme a la benevolencia de Dios.

Ver mas

separador

Reflexiones sobre el verdadero ecumenismo

Por José Miguel Arráiz

El Concilio Vaticano II en su decreto Unitatis Redintegratio define al ecumenismo como el movimiento impulsado por el Espíritu Santo para restaurar la unidad de los cristianos. Exhorta también a todos los fieles católicos a que “reconociendo los signos de los tiempos, cooperen diligentemente en la empresa ecuménica” .

Define pautas muy claras para el movimiento ecuménico, las cuales por desconocimiento de muchos católicos, son ignoradas logando efectos adversos y perjudiciales para la Iglesia, al punto que muchos fieles terminan practicando una especie de pancristianismo sincrético contrario no solo al espíritu sino a la letra misma del Concilio.

Ver mas

separador

El Concilio Vaticano II y el ecumenismo

Por Patrick Madrid, Pete Vere

En un artículo previo relacionado al ecumenismo trataba de resumir los errores más comunes en que caen muchos católicos mal informados, que terminan practicando, sin saberlo, una especie de pancristianismo sincrético condenado por la Iglesia (ver por ejemplo: Pio XI, Mortalium Animos). Hoy deseo tratar el tema para analizarlo desde otro punto de vista: el tradicionalismo lefebvrista. Para ello he traducido algunos párrafos del libro More Catholic than the pope donde sus autores,Patrick Madrid y Pete Vere tratan el tema.

Ver mas

separador

Reflexiones sobre ecumenismo– Parte 1: Breve historia de los enfoques ecuménicos

Por José Miguel Arráiz

Pocas cosas producen posiciones encontradas tanto entre católicos como protestantes como el ecumenismo. Algunos lo rechazan como un sincretismo religioso en donde cada uno renuncia a parte de lo que considera es la verdadera doctrina cristiana, mientras que otros consideran un movimiento inspirado por el Espíritu Santo que busca restaurar la unidad de los cristianos, conforme a la voluntad del Señor: “Que todos sean uno” (Juan 17,21)

Ver mas

separador

Reflexiones sobre ecumenismo– Parte 2: “Excesos ecuménicos”

Por José Miguel Arráiz

En un artículo previo relacionado al ecumenismo trataba de resumir los errores más comunes en que caen muchos católicos mal informados, que terminan practicando, sin saberlo, una especie de pancristianismo sincrético condenado por la Iglesia (ver por ejemplo: Pio XI, Mortalium Animos). Hoy deseo tratar el tema para analizarlo desde otro punto de vista: el tradicionalismo lefebvrista. Para ello he traducido algunos párrafos del libro More Catholic than the pope donde sus autores,Patrick Madrid y Pete Vere tratan el tema.

Ver mas

separador

Como debe ser el diálogo ecuménico

Por Conoze.com

Los "principios católicos" del Ecumenismo se centran en varios aspectos: la unidad y unicidad de la Iglesia, la valoración teológica de los demás comunidades cristianas, y la comprensión del Ecumenismo a la luz de esos presupuestos.

Ver mas

separador

El Ecumenismo, realidad en pleno crecimiento

Por Conoze.com

A fin de proporcionar a nuestros lectores una luz clara y competente desde la que abordar este número extraordinario, hemos acudido a la persona que, dentro de la Iglesia Católica, constituye -después del Santo Padre- la primera autoridad en materia de Ecumenismo: el Presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos. Agradecemos al Cardenal Eward Idris Cassidy su gentileza en concedernos la entrevista, que ahora transcribimos. Sus respuestas explican la importancia y el auténtico sentido del Ecumenismo, a la vez que ofrecen un sintético panorama de las relaciones actuales entre la Iglesia Católica y las principales confesiones cristianas.

Ver mas

separador

El proselitismo y la libertad religiosa

Por Fernando Ocáriz

Nadie se extraña de que las empresas traten de atraerse a nuevos clientes o empleados, los periódicos a nuevos suscriptores, las ONG a más colaboradores, los partidos o sindicatos a nuevos afiliados... En cambio, el esfuerzo por ayudar a descubrir a otros la fe se descalifica en algunos ambientes atribuyendo un sentido negativo al término "proselitismo". Seleccionamos algunas páginas de un artículo publicado en la revista "Scripta Theologica" (38, mayo-agosto 2006), en el que Mons. Fernando Ocáriz, de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, reflexiona sobre "Evangelización, proselitismo y ecumenismo".

Ver mas

separador

La misión universal de la Iglesia

Mensaje de S.S. Juan Pablo II

«Caminarán los pueblos a tu luz; los reyes al resplandor de tu aurora» (Is 60, 3).

Hoy la Iglesia celebra la solemnidad de la Epifanía, «manifestación» de Cristo a todas las gentes, representadas por los Magos venidos de Oriente.

Esta fiesta nos ayuda a penetrar en el sentido profundo de la misión universal de la Iglesia, que se puede entender como un movimiento de irradiación: la irradiación de la luz de Cristo, reflejada en el rostro de su Cuerpo místico. Y puesto que esta luz es luz de amor, de verdad y de belleza, no se impone con la fuerza, sino que ilumina las mentes y atrae los corazones.

Ver mas

separador

Mensaje en el encuentro Interreligioso en el Pontificio Instituto Notre Dame

Mensaje de S.S. Juan Pablo II

Distinguidos representantes judíos, cristianos y musulmanes,

En este año del dos mil aniversario del nacimiento de Jesús, estoy verdaderamente contento de haber podido realizar mi constante deseo de recorrer los lugares de la historia de la salvación. Estoy profundamente conmovido al seguir las huellas de los incontables peregrinos que han rezado antes que yo en los lugares santos vinculados a las manifestaciones de Dios. Soy completamente consciente de que esta tierra es santa para los judíos, cristianos y musulmanes. Por eso mi visita hubiese sido incompleta sin una reunión con ustedes, distinguidos líderes religiosos. Gracias por el apoyo que su presencia aquí esta tarde da a la esperanza y convicción de tantas personas que estamos entrando sinceramente en una nueva era de diálogo interreligioso. Somos conscientes que los lazos cercanos entre todos los creyentes son necesarios y una urgente condición para asegurar un mundo más justo y en paz.

Ver mas

separador

El diálogo con los judíos

Catequesis de S.S. Juan Pablo II

El diálogo interreligioso que la carta apostólica Tertio millennio adveniente impulsa como aspecto característico de este año dedicado en especial a Dios Padre (cf. no. 52-53), atañe ante todo a los judíos «nuestros hermanos mayores», como los llamé con ocasión del memorable encuentro con la comunidad judía de la ciudad de Roma el 13 de abril de 1986 (cf. L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 20 de abril de 1986, p. 1). Reflexionando en el patrimonio espiritual que tenemos en común, el concilio Vaticano II, especialmente en la declaración Nostra aetate, dio una nueva orientación a nuestras relaciones con la religión judía. Es preciso profundizar cada vez más esa doctrina, y el jubileo del año 2000 podrá representar una ocasión magnífica de encuentro, posiblemente en lugares significativos para las grandes religiones monoteístas (cf. Tertio millennio adveniente, 53).

Ver mas

separador

El diálogo con el Islam

Catequesis de S.S. Juan Pablo II

Profundizando en el tema del diálogo interreligioso, reflexionemos hoy en el diálogo con los musulmanes, que «adoran con nosotros al Dios único y misericordioso» (Lumen gentium, 16; cf. Catecismo de la Iglesia católica, n. 841). La Iglesia los mira con aprecio, convencida de que su fe en Dios trascendente contribuye a la construcción de una nueva familia humana, fundada en las más altas aspiraciones del corazón humano.

Ver mas

separador

El diálogo con las grandes religiones mundiales

Catequesis de S.S. Juan Pablo II

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos ofrece un discurso de san Pablo a los atenienses, que resulta de gran actualidad para el areópago del pluralismo religioso de nuestro tiempo. Para presentar al Dios de Jesucristo, san Pablo toma como punto de partida la religiosidad de sus oyentes, con palabras de aprecio: «Atenienses, veo que vosotros sois, por todos los conceptos, los más respetuosos de la divinidad. En efecto, al pasar y contemplar vuestros monumentos sagrados, he encontrado también un altar en el que estaba grabada esta inscripción: "Al Dios desconocido". Pues bien, lo que adoráis sin conocer, eso os vengo yo a anunciar» (Hch 17, 22-23).

Ver mas

separador

Ut Unum Sint: (Encíclica sobre el compromiso ecuménico)

Por S.S. Juan Pablo II

Ut unum sint! La llamada a la unidad de los cristianos, que el Concilio Ecuménico Vaticano II ha renovado con tan vehemente anhelo, resuena con fuerza cada vez mayor en el corazón de los creyentes, especialmente al aproximarse el Año Dos mil que será para ellos un Jubileo sacro, memoria de la Encarnación del Hijo de Dios, que se hizo hombre para salvar al hombre.

Ver mas

separador

Discurso a la Conferencia Episcopal de las Antillas en visita Ad Limina, 7 de Mayo del 2002

Por S.S. Juan Pablo II

En la exhortación apostólica Ecclesia in America afirmé que "es necesario que los fieles pasen de una fe rutinaria (...) a una fe consciente, vivida personalmente. La renovación en la fe será siempre el mejor camino para conducir a todos a la Verdad, que es Cristo" (n. 73). Por eso, es esencial desarrollar en vuestras Iglesias particulares una nueva apologética para vuestro pueblo, a fin de que comprenda lo que enseña la Iglesia y así pueda dar razón de su esperanza (cf. 1 P 3, 15). En un mundo donde las personas están sometidas a la continua presión cultural e ideológica de los medios de comunicación social y a la actitud agresivamente anticatólica de muchas sectas, es esencial que los católicos conozcan lo que enseña la Iglesia, comprendan esa enseñanza y experimenten su fuerza liberadora. Sin esa comprensión faltará la energía espiritual necesaria para la vida cristiana y para la obra de evangelización.

Ver mas

separador

Un intenso diálogo de la caridad preside las relaciones con las antiguas iglesias orientales

Por Carlos de Francisco Vega.

Las primeras escisiones de la túnica inconsútil de Cristo tuvieron lugar en Oriente señala la Unitatis Redintegratio, 13 por la impugnación de las fórmulas dogmáticas de los Concilios de Éfeso y Calcedonia. De ahí parten, confirma el Concilio Vaticano II, las Iglesias que más tiempo llevan separadas de la comunión con Roma: son las denominadas Antiguas Iglesias Orientales. El aislamiento secular al que han estado sometidas, conviviendo con regímenes adversos o en medio de un mundo hostil, ha facilitado en las últimas décadas el redescubrimiento mutuo de la necesidad de una unión eclesial en la tradición apostólica común y ha llevado a acuerdos ecuménicos importantes.

Ver mas

separador

Carta apostólica Orientale Lumen en ocasión del centenario de la Orientalium Dignitas del Papa Leon XIII

Por S.S. Juan Pablo II

La luz del Oriente (ORIENTALE LUMEN) ha iluminado a la Iglesia universal, desde que apareció sobre nosotros «una Luz de la altura» (Lc 1, 78), Jesucristo, nuestro Señor, a quien todos los cristianos invocan como Redentor del hombre y esperanza del mundo.

Ver mas

separador

El Papa entrega el icono de Kazán para que regrese a Rusia, El Patriarca Alejo II recibió la imagen en Moscú

Por Revista Vitral

Juan Pablo II entregó el miércoles 25 de agosto a una delegación vaticana el icono de la Madre de Dios de Kazan para que lo llevara el próximo sábado 28 de agosto al patriarca ortodoxo de Moscú, Alejo II.

Ver mas

separador

Los ortodoxos no aceptan a los católicos de rito oriental

Por Conoze.com

La imagen del Papa abriendo el 18 de enero la Puerta santa de la Basílica de S. Pablo Extramuros, acompañado por el Metropolita Ortodoxo Atanasio y once delegados más de iglesias ortodoxas, ha dado la vuelta al mundo. El hecho, inimaginable cincuenta años atrás, proporcionó una inmensa alegría al Santo Padre, que pudo ver allí reflejado el fruto concreto de uno de sus principales empeños pastorales: el diálogo ecuménico. Pero aquella sentida y esperanzadora celebración no fue, en absoluto, un encuentro fortuito, fruto de una coincidencia espontánea de unos y otros. Detrás están más de cuarenta años de oración, trabajo y diálogo fraterno entre ambas iglesias, con continuos encuentros entre el Papa y los jerarcas ortodoxos.

Ver mas

separador

Desaparece el recelo entre católicos y anglicanos

Por Conoze.com

La chispa que encendió el cisma anglicano y trajo como consecuencia, en 1531, la ruptura del rey de Inglaterra y de sus súbditos con la sede de Pedro fue una cuestión política. Ahora, cuatro siglos y pico más tarde, los anglicanos miran el origen de aquella división con más realismo y menos prejuicios. Es un hecho también que, dentro de la Comunión anglicana, el prestigio del Papado en el último siglo se ha dejado sentir. Sin embargo, con el paso del tiempo han sido otras graves cuestiones las que nos han ido distanciando dolorosamente, lo cual no impide que esté en marcha un serio proceso de acercamiento.

Ver mas

separador

Anglicanos: dos pasos adelante y uno atrás

Por Jesús Colina.

Como resultado de la disputa de Enrique VIII de Inglaterra con Roma, sobre su derecho a divorciarse de la primera de sus seis esposas, Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos de España, el rey inglés se separó de la Iglesia Católica Romana en 1533 y fundó la Iglesia de Inglaterra. En la actualidad, el anglicanismo y su contraparte norteamericana, el episcopalianismo, son las ramas protestantes más próximas al catolicismo romano. El oficio dominical de la Eucaristía anglicana es muy similar al católico. Con frecuencia se da el paso de una a otra confesión, algo que se ha acentuado en los últimos años, en dirección católica, tras la debatida decisión anglicana de ordenar sacerdotes a mujeres.

Ver mas

separador

Declaración oficial conjunta entre la Federación Luterana Mundial y la Iglesia Católica sobre la justificación

Por Zenit.org

Augsburgo, 469 años después: la pequeña localidad bávara se ha vuelto a convertir a finales del segundo milenio en cruce de caminos del cristianismo. Aquí se firmó el 31 de octubre de 1999 la Declaración conjunta entre católicos y luteranos sobre la doctrina de la justificaciónFue éste precisamente el argumento que dividió a las dos iglesias en 1930, cuando los luteranos presentaron al emperador Carlos V la Confesión Augustana. La fecha escogida para la firma del documento era particularmente simbólica, pues recuerda también aquel 31 de octubre de 1517 en el que Martín Lutero publicó sus 95 tesis de Wittemberg, dando inicio al movimiento reformador. El acuerdo sobre el texto fue anunciado el pasado 11 de junio en Ginebra, después de que la Iglesia católica pidiera que se hicieran algunos añadidos a un texto base para aclarar mejor algunos conceptos relacionados con la cuestión del pecado y de la cooperación del hombre en la salvación. El texto que firmaron el cardenal Edward Idriss Cassidy, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, y el obispo Christian Krause, presidente de la Federación Luterana Mundial, recoge los frutos de 30 años de diálogo surgidos tras el Concilio Vaticano II. Ofrecemos la traducción al castellano que ha distribuido a través de la agencia católica AICA la Conferencia Episcopal de Argentina.

Ver mas

separador

Declaración luterano católica sobre la Eucaristía

Después de haber declarado conjuntamente que “el Bautismo de adultos e infantes, y la fe trinitaria y cristológica crea entre los miembros de las distintas comuniones eclesiales un vínculo que tiende a la unidad, don del Espíritu Santo (1), luteranos y católicos creemos que en ese camino a la unidad, la celebración de la Eucaristía en nuestras respectivas comunidades es principio de renovación para lograr más plenamente la hermandad que se inició en el Bautismo.

Ver mas

separador

¿Qué opinan los católicos de la declaración oficial conjunta Católico-Luterana?

Responde el cardenal Edward I. Cassidy

Con la firma de la Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación entre la Iglesia católica y la Federación Luterana Mundial tuvo lugar el 31 de octubre, en la ciudad bávara de Augsburgo, un paso histórico en el desarrollo del diálogo ecuménico.

Este gesto ha sido definido por Juan Pablo II como un «signo consolador» en vísperas del Jubileo del año 2000 y como «una piedra angular en el complicado camino de la recomposición de la unidad plena entre los cristianos».

Ver mas

separador

¿Qué opinan los luteranos de la declaración oficial conjunta Católico-Luterana?

Responde el obispo Hans C. Knuth

«Ha sido un paso histórico, sin el cual hubiera sido imposible dar otros pasos en el futuro. Hemos encontrado formulaciones comunes precisamente sobre un punto del que nació el cisma hace cinco siglos: esta es una grandísima novedad», afirma el obispo Hans Christian Knuth, de 59 años y desde hace poco líder de la Iglesia evangélico-luterana alemana, la principal expresión de la Reforma en el país.

Ver mas

separador

Declaración oficial conjunta entre católicos y luteranos: Un acuerdo con matices

Por José Antonio Sayés.

Con ocasión del acuerdo católico-luterano sobre la doctrina de la justificación, algunos medios de comunicación, en gran parte, han venido a confundir conceptos esenciales.

Se ha venido a decir que el Papa se había visto obligado a reconocer que la justificación se debe exclusivamente a la fe y no a las obras. Incluso se ha llegado a escribir que el Papa reconocía ya las 95 tesis que Lutero clavó en el palacio de Wittenberg

Ver mas

separador

La Iglesia ante la Declaración común católico-luterana

Por Por Ramón Arnau.

En el programa de mano ofrecido, el título de esta conferencia aparece redactado en forma directa y afirma que el documento común de los católicos y los luteranos sobre la doctrina de la justificación constituye un nuevo paso hacia la unidad visible de la Iglesia. Por mi parte, y haciendo un significativo cambio, me limito a proponerlo tan sólo como un interrogante abierto y preguntar si, de hecho, tal documento va a significar un paso hacia la unidad visible de católicos y luteranos en la única Iglesia de Jesucristo. El motivo de mi actitud, un tanto cauta, se basa en que hasta el día de hoy el documento, que tenía que ser refrendado por la Confederación Luterana Mundial y por el Consejo Pontificio para promover la unidad de los cristianos, no ha recibido el respaldo oficial. A lo largo de la exposición espero recomponer las razones por las que se ha adoptado esta determinación.

Ver mas

separador

Dos antropologías

Por Carlos Velarde.

En el programa de mano ofrecido, el título de esta conferencia aparece redactado en forma directa y afirma que el documento común de los católicos y los luteranos sobre la doctrina de la justificación constituye un nuevo paso hacia la unidad visible de la Iglesia. Por mi parte, y haciendo un significativo cambio, me limito a proponerlo tan sólo como un interrogante abierto y preguntar si, de hecho, tal documento va a significar un paso hacia la unidad visible de católicos y luteranos en la única Iglesia de Jesucristo. El motivo de mi actitud, un tanto cauta, se basa en que hasta el día de hoy el documento, que tenía que ser refrendado por la Confederación Luterana Mundial y por el Consejo Pontificio para promover la unidad de los cristianos, no ha recibido el respaldo oficial. A lo largo de la exposición espero recomponer las razones por las que se ha adoptado esta determinación.

Ver mas

separador