Temas varios

La Virgen María

En relación a la Santísima Virgen María, los dogmas de fe definidos por la Iglesia a lo largo de la historia son la maternidad divina de María, su virginidad perpetua, su inmaculada concepción y su asunción a los cielos.

Los protestantes rechazan generalmente todos los dogmas marianos. En esta sección se profundiza en estos dogmas y se analizan las principales objeciones protestantes.

Ver mas

 

  Libros de apologética católica  

 

 

 

Biblioteca de artículos

 

¿Si María nació sin pecado, ("Inmaculada Concepción") necesitaba ella un Salvador?

Por David McDonald

Tomado de Davidmacd.com

La Virgen María 

Recibí un e-mail de un evangélico diciendo: "María necesitaba un Salvador". Los católicos están totalmente de acuerdo, es un dogma fundamental.

"Cristo, como la Iglesia enseña: "ha conquistado al enemigo de la raza humana solo (solus) (D711). Del mismo modo, solamente Él ha adquirido la gracia de la Redención de todo el género humano, incluyendo a María"...(Dr. Ludwigg Ott, Fundamentals of Catholic Dogma 212-13)

Los católicos creen que María ha sido salvada por Dios pero en una manera especial. Art Sippo lo describe de esta manera:

La cristiandad católica cree que María ha sido también pecadora. NO pecadora DE HECHO sino POTENCIAL que ha sido redimida por Dios desde el momento de su concepción de modo que ella nunca cayera en pecado. De modo que sí: María fue redimida pero estaba predestinada por Dios a ser la madre de su Hijo de modo que ella fue preservada del pecado.

Martin Lutero, el reformador protestante dijo:

"... de modo que mientras que el alma le era infundida, ella al mismo tiempo era limpiada del pecado original..... y entonces, en el momento mismo en que ella comenzó a vivir, fue libre de todo pecado". (Martin Luther's Works, vol 4, pg 694)

"Dios formó el alma y el cuerpo de la Virgen María llenos del Espíritu Santo, de modo que ella fuera libre de todo pecado" (ibid. vol 52, pg 39)

". . . Ella es llena de gracia, proclamada de ser totalmente libre de pecado... la Gracia de Dios la llena con todo bien y la hace libre de todo mal....Dios es con ella, significa que todo lo que ella hizo o dejó de hacer es divino y la acción de Dios en ella. Más aún, Dios la ha protegido y guardado de todo lo que pudiera dañarle." 
(Ref: Luther's Works, American edition, vol. 43, p. 40, ed. H. Lehmann, Fortress, 1968)

Antes de explicar qué es la Inmaculada Concepción, echémosle un vistazo a lo que no es. La doctrina católica de la Inmaculada Concepción no significa que María haya sido concebida en el mismo modo en que Jesús lo fue. Esto significaría que sus padres no hubieran tenido relaciones sexuales. No hay nada especial en el modo en que sus padres la concibieron; lo hicieron en el modo corriente.

Es muy difícil hablar de la Inmaculada Concepción sin entender las creencias católicas acerca del Bautismo. La mayoría de los evangélicos piensan que la "Separación de Dios" es resultado del pecado personal y por ende creen que antes de la edad del razonamiento todos estamos ligados al cielo. Esto me suena a que muchos evangélicos creen que todos hemos sido concebidos sin pecado y solamente comenzamos a pecar cuando tenemos una edad de discernimiento. Aún así existe un inmediato rechazo cuando un católico menciona que María fue concebida sin pecado.

Me maravilla inferir que algunos evangélicos entienden que "todos somos concebidos sin pecado"...excepto María, la Madre de Dios.

Los católicos creen que la "separación de Dios" de toda la humanidad es el resultado del "pecado original" de Adán y Eva, nuestros primeros padres. Los católicos creen que todos nacemos con la marca de ese "pecado original". Si el pecado original es la fuente de nuestra condenación no podemos pensar en que los niños no necesiten de la gracia de Jesús. Esta es la razón por la que los católicos bautizan a sus bebés "en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo".

El rol del Bautismo en la Iglesia Católica es limpiarnos fundamentalmente del pecado original originado cuando Adán y Eva comieron del fruto prohibido en el jardín del Edén, causando la caída del género humano y la introducción de la muerte en el mundo. Los católicos bautizan poco después del nacimiento para limpiar el pecado original e infundir en el niño la gracia del Espíritu Santo. Lo que dice la doctrina de la Inmaculada Concepción es que, en el caso de María, este efecto del bautismo fue adelantado al momento de su concepción. De este modo, los efectos del pecado original nunca la afectaron. Aquí está lo que dice la doctrina:

Pronunciamos y definimos la doctrina que afirma que la Beatísima Virgen María fue, por singular gracia y privilegio de Dios, en vista de los méritos de Jesucristo, el Salvador de la raza humana, preservada inmune de toda mancha de pecado original desde el primer instante de su concepción. (Papa Pío IX, )

Vemos aquí un par de cosas. Fueron los méritos de Jesús los que la limpiaron. Ahora bien, alguien podría decir: "hey pero si Jesús aún no había nacido". Por supuesto que esto es ciero, pero Jesús fue la roca que proveyó agua en el desierto a los israelitas cuando huían de Egipto, muchísimo tiempo antes de su nacimiento (Ex. 17,6). Juan dice: "En el principio Él estaba junto a Dios... Todas las cosas fueron hechas por medio de Él" (Jn.1,2-3). Jesús no es esclavo del tiempo.

En la sección María en la Biblia muestro como desde los primeros siglos del cristianismo los católicos han comparado a María (la Madre de los Vivientes) con Eva (la Madre de los muertos). El "Sí" de María al Arcángel Gabriel, deshizo el "sí" de Eva al arcángel caído Satanás. La cooperación de Eva con Satanás llevó a Adán a introducir la muerte en el mundo; la cooperación de María con Dios introdujo a Jesús, la Vida, en el mundo. Las Escrituras nos dicen que Eva fue concebida sin pecado. La Iglesia siempre ha creído que esto encaja con que la Nueva Eva (María) debiera nacer sin pecado también. Si ella hubiera sido concebida con pecado, Jesús que es inmaculado, hubiera sido enemigo de su madre desde el momento mismo de su concepción.

Los católicos creen que cuando el Arcángel Gabriel dijo "Ave María, llena de Gracia" (Lc. 1,28) estaba diciendo mucho más que: "Hey María como te va, eres muy cool". Los católicos creen que Gabriel estaba diciendo algo acerca de la naturaleza de María que los cristianos reconocerían hasta el final de los tiempos. Las palabras griegas utilizadas en esta frase son: "Chaire, kecharitomene!" kecharitomene". [Caire, kecaritomene!]. Veamos un poco de la gramática de esta frase. John Pacheco dice lo siguiente:

"kecharitomene".. es un participio pasivo perfecto. Significa que alguien la favoreció con la gracia de un modo "permanente de perfección". De acuerdo a los diccionarios de gramática griega, este tiempo verbal implica la "perpetuación de un resultado permanente o de una acción que se ha completado".

Los católicos creen que Gabriel eligió estas palabras cuidadosamente. Su saludo a María fue muy diferente del saludo a Zacarías, a quien llamó por su nombre. Los católicos creen que María fue llamada por su título.

Los católicos creen esto en orden a que el alma de María glorifica al Señor, (Lc. 1,46), para esto su alma necesita estar sin pecado.

Algunos evangélicos se han enojado porque a la Iglesia le ha tomado 1800 años para definir esta doctrina de la Inmaculada Concepción. De cualquier manera, esta creencia ha sido parte de los primeros tiempos de la Iglesia.

Acuérdate de nosotros, tú que estás cerca de Él que te ha dado todas las gracias porque eres la Madre de Dios y nuestra Reina. Ayúdanos por los méritos del Rey, el Señor y Maestro Bueno que ha nacido de ti y por eso eres llamada la "llena de Gracia..." (373 D.C., Sn. Atanasio)

Bienaventurada Virgen, inmaculada y pura eres tú, la sin pecado Madre del Hijo, el Poderoso Señor del Universo. Tú eres santa e inviolada, la esperanza de los desesperanzados y pecadores, cantamos tus alabanzas,. Te alabamos como la llena de toda gracia porque has llevado en tu seno al Dios-Hombre. Todos te veneramos, invocamos e imploramos tu ayuda...Santa e inmaculada Virgen...sé nuestra intercesora y abogada en la hora de la muerte y el juicio...tú eres santa en la presencia de Dios a quien sea el honor, la gloria, la majestad y el poder por los siglos de los siglos. (373 D.C., Sn. Efrén de Edessa)

Tú solo y tu Madre son los más bellos entre todos porque no hay desperfecto en ti ni mancha alguna en tu Madre. (St. Ephraim, Nisibene Hymns, 27:8, 370 D.C,)

La Inmaculada Concepción fue definida como creencia piadosa en 1453 y declarada doctrina por el papa Pío IX en 1854.

Conclusión

De modo que hay "big stuff" (cuestiones de peso) acerca de María. Cuestiones que irritan a algunos evangélicos. No soy un apologista. Hay mucho más que podría ser dicho aquí en defensa de estas doctrinas (puedes ver en los links de mi página una lista de sitios de apologética que aman tratar este tipo de cosas). Este artículo pretende ser una muestra de porqué la Iglesia cree lo que cree acerca de María. Más allá de toda esta doctrina y tanto rollo, la razón por la que creo que María está en el cielo ayudándonos es porque tuve personalmente una experiencia con María que no puedo negar. Nadie puede decirme que Ella está muerta. Para mí es tan claro como el día. Ella es una amiga que ora por mí y me ha mostrado cosas verdaderamente cool sobre su Hijo, Jesús. Creo que si hoy soy un mejor cristiano es por María.

Si tienes miedo de hablarle a María te invito a que ores a Jesús acerca de María. Estoy seguro que cualquier evangélico dirá que es perfectamente seguro orar a Jesús sobre cualquier cosa. Pregunta a Jesús qué hay con María y dale tiempo a responderte. Ruego porque puedas tener la misma experiencia que me ha llevado a mis poderosas convicciones sobre la validez de María como auxilio de los desamparados y gran guerrera de la oración.

  ©2002 David MacDonald

Traducción al español: Margot Zunino

Aviso de Copyright

Este artículo es propiedad de David MacDonald. Lo hemos tomado aquí con el consentimiento del autor. No está permitido reproducirla sin permiso escrito. Si alguien desea usar este material para reimpresión o publicarlo en otro sitio por favor contacte directamente al autor.

El autor generalmente permite reimprimirlo para ser usado en clases de Catequesis, programas RICA o para pasarlo a amigos evangélicos, pero le gustaría saber acerca del uso que se le da. Eso sí, no está permitido levantar la información de este sitio web a otro sin el permiso previo de David Mc Donnald.

separador

Suscríbete

Lista de correoFacebookGoogle+Google+

separador

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

separador