La Virgen María

La Virgen María

Con relación a la Santísima Virgen María, los dogmas de fe definidos por la Iglesia a lo largo de la historia son la maternidad divina de María, su virginidad perpetua, su inmaculada concepción y su asunción a los cielos.

Los protestantes rechazan generalmente todos los dogmas marianos. En esta sección se profundiza en estos dogmas y se analizan las principales objeciones protestantes.

Ver mas

separador

 

  Compendio de Apologética Católica  

 

 

 

Listado de artículos

 

El poder del Santo Rosario

Monseñor Diego Alvarado

Las ideas de la revolución francesa fueron inspiradas y propagadas por hombres que negaban la existencia de Dios y que exaltaban solo la razón humana. Esta revolución ocurre en pleno siglo XVIII, a este siglo se le llamó el siglo de las luces o del iluminismo, sus seguidores en la revolución francesa mataron, asesinaron, martirizaron innumerables sacerdotes y monjas, saquearon y profanaron los templos, quemaron las imágenes sagradas y por burla llegaron a colocar, el 10 de noviembre de 1793, en un trono en el altar de la Catedral de Nuestra Señora en Francia, a Sofía Momoro, una artista que representaba a la diosa razón.

Ahora bien, el origen de todos los conceptos e ideas comunistas, anarquistas y socialistas fueron las ideas de la revolución francesa, en una palabra, los males y errores del pensamiento filosófico o doctrinal de nuestros días, provienen de los males y errores del llamado siglo del iluminismo francés. Es por esto que la Santísima Virgen posó sus pies en Francia y la rodeó con sus apariciones y mensajes, primero en 1846 en la Salette al suroeste de Francia, donde aparece llorando porque la gente no hacía caso a los mandamientos divinos y profanaban el domingo y el Nombre de su Hijo; luego en 1848 Carlos Marx escribe el manifiesto del partido comunista y el Papa Pio IX tuvo que huir de Roma disfrazado de monje y su secretario es asesinado a puñaladas, así vemos que las lágrimas de la Virgen de poco sirvieron, entonces se vuelve a aparecer en Lourdes a Santa Bernardita Soubirous, una niña de apenas 11 años y le reveló dos cosas que se necesitaban para salvar a Francia: la penitencia y el Rosario; después se aparece en Pontmain el 17 de enero de 1871 a 4 niños y le da a Francia 43 años para volver al camino de Dios; pasan los años y en vista de que la petición de la Santísima Virgen en Pontmain no es escuchada, se desata el 28 de julio de 1914, exactamente 43 años después, la primera guerra mundial.

En medio de esta guerra, en 1917 la Virgen sale de Francia y aparece en Fátima Portugal, donde le da a la humanidad el antídoto para salvar al mundo del veneno del comunismo ateo, este antídoto es el Santo Rosario: “Recen el Rosario diariamente” fue su petición, pero de nuevo pocos atienden su llamado y entonces vino la segunda guerra mundial en 1939. Porque la Virgen Santísima no nos pide una revolución (lo cual es solo un cambio de estructuras), cambiar una estructura no cambia nada, ella quiere el cambio de nuestros corazones, la revolución francesa no cambió nada, la revolución rusa tampoco, el comunismo no mejoró a Rusia, el derrocamiento del régimen de Fulgencio Batista por Fidel Castro no salvó a Cuba sino que por el contrario la hundió en la miseria, la desgracia, la pobreza, la desdicha y el infortunio en el que todos sabemos que se encuentra. En ella se infiltró el comunismo ateo cumpliendo así lo que señala el Papa León XIII en su encíclica Quod Apostolici numeris, donde definió al comunismo como «mortal enfermedad que se infiltra por las articulaciones más íntimas de la sociedad humana, poniéndola en peligro de muerte». Esto es lo que ha hecho Fidel Castro y su revolución con Cuba y sus habitantes, esto es lo que hace el comunismo o el socialismo marxista – leninista en todas las sociedades donde quiere ser implantado.

Monseñor Diego Alvarado

Nuestra Señora, la Iglesia y el Evangelio lo que buscan, por el contrario, es el cambio de nuestros corazones, es por eso que ella pide el rezo del Rosario, ya que este renueva los corazones, cambia a la gente y cuando la gente cambia, la sociedad cambia. Ejemplo de ello son los siguientes:

• Austria se salva de caer en manos de los rusos por el rezo del Santo Rosario: después de la segunda guerra mundial, los aliados entregaron a Austria a los rusos, entonces un sacerdote católico, el Padre Petrus Pavlícek recordó a Don Juan de Austria que condujo los barcos del Papa en la Batalla de Lepanto contra los turcos el 07 de octubre de 1571, obteniendo una victoria aplastante aún cuando los turcos los superaban considerablemente en número; el Padre Petrus pidió que rezaran el rosario y 700.000 austríacos prometieron rezarlo diariamente para que los rusos abandonaran el país, de este modo el 13 de mayo de 1955, aniversario de la primera aparición de la Virgen de Fátima, los rusos salieron de Austria y nadie sabe ni cómo ni por qué.

• Brasil se salvó del comunismo con el rezo del Santo Rosario: una noche de 1962 Doña Amelia Bastos escuchó a su esposo discutir sobre la amenaza del comunismo en Brasil y decide formar la CAMDE (Campaña de Mujeres por la Democracia), de este modo 20.000 mujeres rezando el rosario desmantelaron la reunión Marxista – Leninista que se estaba llevando allí; un total de 600.000 mujeres hicieron tañer la campana de la muerte para la revolución comunista. Estas mujeres emitieron una proclama con sus rosarios en sus manos y alrededor de sus cuellos que dice así: “Esta Nación que Dios nos ha dado tan inmensa y maravillosa como es, se encuentra en grave peligro. Hemos permitido que hombres de ambición desmedida, sin fe cristiana y sin escrúpulos traigan la miseria a nuestro pueblo destruyendo así nuestra economía, trasgrediendo nuestra paz social; para crear odio y desesperación se han infiltrado en nuestra nación, en nuestro gobierno, en nuestras fuerzas armadas y aún en nuestras Iglesias. Madre de Dios, ¡Sálvanos del fatal destino y del sufrimiento de las mujeres martirizadas de Cuba, Polonia, Hungría y otras naciones esclavizadas!”.

¿Qué les parece? ¿Suena como si se tratara de nosotros verdad? La Santísima Virgen ha dicho que si sus peticiones no se escuchaban, los errores de Rusia se esparcirían por el mundo. Que también las mujeres de Venezuela tomen las riendas para rescatar a Venezuela de las fuerzas que pueden destruirla. Como ya se ha dicho, el arma recomendada por nuestra Señora es el Santo Rosario rezado en privado, personalmente y en familia puesto que es la familia la que está amenazada.

La Virgen decía a San Antonio María Claret en su tiempo: “La salvación de tu patria depende del rezo de Santo Rosario”. Asimismo el Papa Pablo VI decía el 24 de septiembre de 1969: “Todos debemos rezar el rosario con la sencillez y el fervor de los humildes, de los pequeños, de los devotos, de los afligidos y de las almas confiadas; rezarlo por la Iglesia y por la paz del mundo”. Nada puede el enemigo contra los que son fieles rezando el Santo Rosario. Por eso dice Nuestra Señora a San Damiano: “Reúnanse en familia y recen el Rosario y yo vendré para salvarlos, se los prometo”. Igualmente dice el Papa Adriano VI en 1522: “El Rosario es un azote contra el demonio”. Y en Fátima, por su parte, la Virgen nos dice “Recen frecuentemente el Santo Rosario pues con esta cadena atarán al dragón rojo del comunismo, su radio de acción se verá cada vez más reducido y por último se volverá impotente e inofensivo”. Finalmente dice al Padre Gobi el 7 de octubre de 1983: “Todos verán el triunfo de mi Corazón Inmaculado”.

Creamos pues en Dios, confiemos en Jesucristo Nuestro Salvador que nos dio por Madre Nuestra a la suya, confiemos también en su maternal protección, si la invocamos ella no nos desamparará, escuchemos su consejo, recemos el Santo Rosario por la salvación de Venezuela y del mundo entero.

Únete a la cruzada del Rosario.

Monseñor Diego Aurelio Alvarado Angulo
Párroco de Nuestra Señora de Coromoto

 

separador

Suscríbete

Lista de correoFacebookGoogle+Google+

separador

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

separador