Temas varios

La Virgen María

Con relación a la Santísima Virgen María, los dogmas de fe definidos por la Iglesia a lo largo de la historia son la maternidad divina de María, su virginidad perpetua, su inmaculada concepción y su asunción a los cielos.

Los protestantes rechazan generalmente todos los dogmas marianos. En esta sección se profundiza en estos dogmas y se analizan las principales objeciones protestantes.

Ver mas

 

  Compendio de Apologética Católica  

 

 

 

Biblioteca de artículos

 

¿No es María llena de Gracia?

Autores varios

La Virgen María

Introducción

Recientemente me enviaron un comentario del fundamentalista anticatólico Daniel Sapia donde afirmaba que según la Biblia la Virgen María no era “Llena de gracia”. Según pude entender en el fragmento del artículo en cuestión, Sapia alega que el pasaje de Lucas afirma léxicamente que la santísima Virgen estaba "bastante llena" pero nunca 100% llena. Para analizar este argumento, este breve estudio.

¿Cuál es el argumento exactamente?

El argumento en cuestión es este:

La expresión traducida por la mayoría de las versiones católicas como "llena de gracia" (Lucas 1:28) corresponde al original griego "kejaritomene", que en realidad significa "[muy] agraciada" - "[muy] favorecida". Así lo traduce, por ejemplo, la versión de la Biblia católica Latinoamericana "Alégrate tú, la Amada y Favorecida; el Señor está contigo.." o la versión también católica de Mateos-Schökel "Alégrate, favorecida, el Señor está contigo.." (ambas versiones con su correspondiente aprobación de la censura eclesiástica). Si este texto es tan importante a la hora de buscar algún fundamento bíblico de la exención de pecado en María, llama la atención que estas 2 conocidas versiones católicas no se ajusten a la necesaria traducción "llena de gracia" que Roma alienta.

Más aún: la palabra "LLENA" no figura en el original griego, sino que fue "interpretada" de esa manera en la mayoría de traducciones católicas. Donde SI figura textualmente la expresión "LLENO DE GRACIA" es en Juan 1:14 (refiriéndose a Jesús) y en Hechos 6:8 (refiriéndose a Esteban). Con lo cual es para Esteban que la Escritura afirma una condición realmente "lleno de gracia", pero no lo hace para María (sino -según vimos- como "muy agraciada", "muy favorecida"), por más que el Magisterio de Roma fuerce Lucas 1:28 para intentar justificarlo.

El remate del argumento católico es que "si María estaba LLENA de Gracia (plena-completa), pues no había lugar para el pecado y eso garantiza su condición de inmaculada, pues donde hay plenitud de gracia no hay lugar para el pecado...". Si esto fuera cierto, entonces Esteban también merecería ser considerado "Inmaculado". Pero más allá de eso, mientras Esteban es taxativamente reconocido en la Escritura como LLENO (textual del griego "PLERES") DE GRACIA, a María se la reconoce como MUY agraciada-favorecida, y "muy" en ningún caso significa "plenitud 100%" (como sería el caso de "lleno"), con lo cual el argumento católico sustentado en Lucas 1:28 pierde toda eficacia.

El primer error que comete nuestro amigo es afirmar que para κεχαριτομένη (kejaritomene) mejor traducción es “muy agraciada” en vez de “llena de gracia”. Veamos lo que dicen varios reputados diccionarios de Griego:

W. Radl explica así el verbo χαριτοω que en el caso de María es κεχαριτομένη

(Diccionario exegético del NT, Vol II, Sígueme, Salamanca, 1998) 2065.

χαριτοω

En el NT se refiere a la gracia divina Ef 1,6 εις επαινον δοξης της χαριτος αυτου ης εχαριτωσεν ημας (“... de su gracia, que él gratuitamente ha impartido sobre nosotros”). En Lc 1,28 en el saludo del ángel Gabriel a María, la fórmula griega de saludo χαιρε (Homero, Odisea 1,123; cf. Mc 15,28; Mt 26,49; 27,29; Jn 19,3, se combinó directamente con χαριτοω : χαιρε κεχαριτομενη : “Te saludo, ¡oh agraciada!” (vg. gratia plena, Lutero: du Holdselige [“¡oh altamente favorecida”]. Lc 1,30 explica la razón de que María se sintiera confusa y con ello explica al mismo tiempo el sentido del saludo angélico: ευρες γαρ χαριν παρα τω Θεω (has hallado gracia delante de Dios).

El Lexicon Graecum Novi Testamenti afirma:

Lexicon Graecum Novi Testamenti sobre Lc 1,28 (Roma, 1990, col 1440): gratiae divinae plenus: κεχαριτομένη : Lc 1,28 Vulg, syr. Cpt. “gratia plena”; goth “gratia beata” (arm eth. “laetificata” ac si a χαρα derivetur) hebraice prob. bat hen.

*Traducción: “lleno de la gracia divina: κεχαριτομένη: Lc 1,28: las versiones de la Vulgata, del siríaco y copto traducen “llena de gracia”, la versión gótica: “dichosa por gracia” (las versiones armenia y etiópica traducen “colmada de alegría”, como si derivara de χαρα (alegría); el término en hebreo probablemente fuera bat hen (“hija de la gracia”).

El Diccionario Manual Griego-Español, de José M. Pabón Urbina, ex catedrático de Lengua y Literatura Griegas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid. Editorial Bibliograf 1969 dice:

El Diccionario Manual Griego-Español, de José M. Pabón Urbina

χαριτοω - colmar de gracia divina . PAS. estar lleno de gracia.

La palabra κεχαριτομένη es una extensión de tres palabras: χαριτοω (charitoo), μένη (mene) y κε (ke). χαριτοω (charitoo) significa “gracia”, κε (ke) es un prefijo de χαριτοω que significa que la palabra está en tiempo perfecto. Este indica un estado presente producto de una acción completada en el pasado. μένη (mene) hace esto un participio pasivo. “Pasivo” significa que la acción es realizada en el sujeto (en nuestro caso la Virgen María) por otra persona (en nuestro caso Dios). Resumiendo, la palabra κεχαριτομένη de María es un participio pasivo de χαριτοω (charitoo): Es Dios el autor de su estado de gracia: llenada, colmada de gracia.

Cuando el ángel Gabriel utiliza κεχαριτομένη para referirse a María, utiliza la palabra como pronombre (un pronombre toma el lugar de un nombre o un título), lo cual representa la identidad de la persona de la que se está hablando. Así María es identificada con un simple término, el cual no es su nombre (María),

Esto quiere decir el ángel no está diciendo que María está llena de gracia (en ese momento) sino que se está refiriendo a ella como la “llena de gracia”. Ahora, este estado siendo producto de una acción pasada (por ser un participio pasivo perfecto) viene indicando una perfección de la gracia que es intensiva y extensa. El estado de María es un estado de una acción pasada de Dios hacia ella donde la ha colmado de gracia, quedando identificada de este modo. (Cabe resaltar que esta palabra con la que él ángel identifica a María solamente es utilizada para ella en toda la Escritura).

En el caso de Esteban por el contrario se trata de un adjetivo “pleres” (lleno) seguido del genitivo “charitos” (χαριτοω) (de gracia). Los adjetivos reflejan cualidades de los sujetos, mientras que los pronombres sustituyen o identifican al sujeto en una oración. Establecer una igualdad entre María y Esteban es ignorar que entre uno y otro media la presencia del ángel, que en el caso de María, se le llama así porque es de cara a su misión de ser Madre del Hijo de Dios que se hace hombre, y que el agente de la plenitud de gracia en María es Dios, ya que se trata de un pasivo divino. No así en Esteban, ya que es un adjetivo. El argumento en resumen desconoce la diferencia entre un adjetivo y un verbo en voz pasiva, donde es claro que con Esteban se hace referencia a su estado en un momento del tiempo, mientras que en María es una condición permanente.

Sapia como de costumbre trata de sustentar su argumento apoyandose en la forma en que traducen 2 versiones católicas. (Menciona la Latinoamericana y la Mateos-Schökel, a pesar de la gran mayoría de otras traducciones católicas también con su respectiva licencia eclesiástica que traducen de esta manera).

Para el momento de la investigación no pudimos revisar todas las versiones de la Biblia latinoamericana, sin embargo las que tuvimos a la mano traducen:

“…Alégrate llena de gracia, el Señor esta contigo” Lucas 1,28. Biblia latinoamericana, V Edición, Editorial Verbo divino, 1990.

"…Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo" Lucas 1,28 Biblia Latinoamericana. 56 Edición. Editorial Verbo Divino 1995.

Se consultó también la Biblia Latinoamericana en CDROM y traduce de igual manera. ¿De que edición Sapia ha sacado esa afirmación?, es imposible saberlo porque no lo especifica.

Sin embargo las dos versiones católicas traducidas por Luis Alfonso Sckokel, tanto la Nueva Biblia española como la Biblia del Peregrino traducen muy favorecida. ¿Por qué traduce de esta manera estas Biblias católicas?: Porque muy favorecida no es tampoco una traducción incorrecta, sin embargo tanto esta, como llena de gracia tratan solo de captar el sentido profundo que κεχαριτομένη encierra. El autor de la traducción aclara que “Favorecida” es uno de esos participios pasivos, casi títulos, que conocemos por la literatura profética (Compadecida Os 2,3; Preferida Is 62,4). El Señor está contigo: “Dios con nosotros” (Emmanuel) es el nombre anunicado en Is 7,14-15 y es expresión propia de momentos importantes (Ex 3,12; Jue 6,12; Jr 1,19). Ahora el anunciado se llamará Jesús (= el Señor salva). (Biblia del Peregrino, Nuevo Testamento, p 155-156).

"Llena de gracia" es una traducción mucho más adecuada. Inclusive el sitio protestante http://www.biblegateway.com que presenta una gran cantidad de traducciones protestantes de la Biblia en varios idiomas, entre ellas una de las más apreciadas por los protestantes: La Reina-Valera de 1995, si bien esta traducción traduce "muy favorecida" le coloca una nota a la traducción al pie aclarando que literalmente significa: "llena de gracia".

Lucas 1, Reina-Valera 1995,

Tomado de www.biblegateway.com en la siguiente página

Lucas 1, 28 Entrando el ángel a donde ella estaba, dijo: --¡Salve, muy favorecida!, [r] EL Señor es contigo, bendita tú entre las mujeres [s]

[r] ¡Salve!: lit. alégrate, que en griego era un saludo de uso común. Muy favorecida: lit. llena de gracia.

Para finalizar comparto la forma en que otras traducciones traducen:

El ángel entró en el lugar donde ella estaba, y le dijo: Salve, llena de gracia! El Señor está contigo. Dios habla hoy, Texto de las Sociedades Bíblicas Unidas 1994

Y habiendo entrado el Ángel a donde ella estaba , le dijo: Dios te salve ¡oh llena de gracia ! el Señor es contigo: bendita tu eres entre todas las mujeres... Traducida de la Vulgata Latina al Español por Felix Torres Amat. Imprimatur con licencia eclesiástica de julio 5 de 2001, concedido por Monseñor Hector Julio López Hurtado, Obispo de Granada en Colombia

Llegó el ángel hasta ella y le dijo: "Alégrate, llena de gracia , el Señor está contigo. Biblia Latinoamericana. Edición revisada 1995. 56 Edición. Editorial Verbo Divino. Nihil Obstat: Alfonso Zimmerman C. ss. R. Imprimatur: Manuel Sánchez B. Arzobispo de Concepción - Chile.

"Y entrando, le dijo: Alégrate, llena de gracia , el Señor está contigo" Lucas 1,28 Biblia de Jerusalén . Edición 1975, bajo la dirección de la Escuela Bíblica de Jerusalén. Nihil Obstat Dr. José Ramón Scheifler Amézaga, S.I. Censor Ecco. Imprimatur Bilbao, 15 de Noviembre de 1975. Dor. León María Martinez. Vicario General.

Se consultó también las siguientes traducciones:

Y habiendo entrado el ángel a donde ella estaba, le dijo: Dios te salve, ¡oh llena de gracia!, el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres. Torres Amat

Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Biblia de Jerusalén 1976

Y, entrando, le dijo: "Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo." Nueva Biblia de Jerusalén

Entró el ángel a donde estaba ella y le dijo: –Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo. Biblia de Nuestro Pueblo

Y entrando el ángel a donde ella estaba, la saludó: "¡Salve, plena de gracia! El Se or está contigo".Biblia Castillan 2003

Et ingressus angelus ad eam dixit: Ave gratia plena: Dominus tecum: benedicta tu in mulieribus. Vulgata Clementina 1598

El Angel entró en su casa y la saludó, diciendo: "¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo". El libro del pueblo de Dios 1981

Y entró donde ella estaba y le dijo: -Dios te salve, llena de gracia, el Señor es contigo. Nuevo Testamento, Ediciones Universidad de Navarra

Entrando le dijo: Alégrate, llena de gracia; el Señor es contigo." Nacar Colunga

Entrando el ángel adonde ella estaba, le dijo: Paz sea a tí, oh llena de gracia; nuestro Señor está contigo. Bendita eres tú entre las mujeres. Peshita en español

Y entrando el ángel a donde ella estaba, la saludó: ¡Alégrate, llena de gracia! El señor está contigo, bendita tú eres entre las mujeres. Serafín de Ausejo 1975

Entró donde ella estaba, y le dijo: "Alégrate, llena de gracia; el Señor está contigo". La Santa Biblia de Martín Nieto

Y habiendo entrado el ángel a donde estaba(c), dijo: “Dios te salve(d), llena de gracia; el Señor es contigo; bendita tú(e) entre las mujeres”. Los Santos Evangelios, Scío de San Miguel

separador

Suscríbete

Lista de correoFacebookGoogle+Google+

separador

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

separador