Protestantismo y sectas

Martín Lutero

En el término protestantismo se engloban una denominaciones cristianas y sectas que tuvieron su punto de partida con Martín Lutero de Alemania en 1517. Comenzó Lutero por negar las indulgencias, luego la autoridad del Papa, y por último terminó cayendo en toda clase de errores.

En esta sección se estudian las causas de la reforma, así como las más relevantes denominaciones y sectas surgidas de la misma.

Ver mas

 

  Libros de apologética católica  

 

 

 

Biblioteca de artículos

 

 

¿Sabías que los Testigos de Jehová celebraban la Navidad? La secta antes de la década de 1970.

Andrés Morasso Campos.
Licenciado en Historia.

En el presente artículo daremos cuenta de cómo la secta de los Testigos de Jehová, a lo largo de sus menos dos siglos de existencia, ha tenido la particularidad de poseer un conjunto de doctrinas con características dinámicas a medida que han ido avanzando los años desde su fundación en 1879. Frente a este planteamiento, presentamos a continuación algunas de sus postulados contradictorios según temporalidad, recurriendo a su propia historia como movimiento, a fuentes históricas primarias (las revistas Atalayas), sus propias publicaciones y algunas imágenes representativas.

Para una mejor comprensión de lo que se quiere demostrar, se han enumerado ordenadamente los temas más polémicos que utilizan sus predicadores:

1-El famoso tema de que “Jesús murió no en una cruz sino en un madero”.

-En las páginas 204 y 205 del texto ¿Qué enseña realmente la Biblia?, la secta señala lo siguiente:

“Primeramente, hay que tener en cuenta un hecho fundamental: Jesucristo no murió en una cruz. La palabra griega que suele traducirse “cruz” es staurós, que significa básicamente “poste o palo vertical”. Además, este término griego “nunca significa dos piezas de madera que se cruzan en algún ángulo […]. En el griego del [Nuevo Testamento] no hay nada que siquiera dé a entender dos piezas de madera”…Es la palabra griega xýlon, la cual significa sencillamente “madera” y “leño, garrote o palo” (Hechos 5:30; 10:39; 13:29; Gálatas 3:13; 1 Pedro 2:24)…Durante los siguientes trecientos años, las personas que afirmaban ser cristianas no utilizaron la cruz en el culto. Sin embargo, en el siglo IV, el emperador Constantino se convirtió del paganismo a una forma de cristianismo apóstata. A partir de ese momento promovió la cruz como símbolo de su religión…la cruz no tenía nada que ver con Jesucristo

Los miembros de la Watchtower, cuando se encuentra con algún cristiano, cita los siguientes textos bíblicos que señalan literalmente la palabra “madero”. Entre estos se nombran: Hechos 5:30; 10:39; 13:29; Gálatas 3:13 y 1 Pedro 2:24. En dichos pasajes es cierto que dice la palabra “madero”, pero el énfasis de esos escritos no se relaciona con la forma del objeto sino que se relacionan al material en el cual fue crucificado Jesús. Vamos paso a paso desarticulando esta estrafalaria tesis histórica de los testigos. ¿Dos clavos en las manos o uno solo? Ellos plantean la presencia de solo un clavo en ambas muñecas al momento de la crucifixión. Por el contrario, la Biblia señala que fueron dos clavos uno en cada mano. Esto se confirma de forma explícita en Juan 20:25 cuando Santo Tomás habla de meter los dedos en sus manos y se habla de dos clavos, uno para cada mano. El griego utilizado en este texto dice Tain Xepov que significa “sus manos” y Tón Élon que significa “los clavos”, y no Tou Élou que es “del clavo”. Es imposible una crucifixión de dos clavos en las dos muñecas al mismo ya que no tendría sentido alguno.

Muerte de Cristo según la secta.
      

Muerte de Cristo según los cristianos.    

Si se fija bien en la imagen de abajo, salen dos clavos sosteniendo cada una de las manos de forma separada. A esta situación se alude en Juan 20:25 al referirse a “los clavos” en “las manos”, es decir en ambas, y no “un clavo” en ambas manos. Eso lo damos por hecho al explicar anteriormente sobre la palabra griega utilizada por San Juan, en lo que se refiere al relato llamado “duda de Santo Tomás”. Además, en Mateo 27:37 se recalca que arriba de la cabeza de Jesús se encontraba un letrero con la inscripción “el rey de los judíos” y no sobre sus manos (véase la imagen anterior).

Cristo murió en una cruz (intersección de dos palos). La palabra en latín es crux. Esta fue empleada por los romanos para señalar la crucifixión y no la ejecución en un poste vertical. En griego staurós significa literalmente travesaño y a la vez es empleada para traducir cruz, como en el inglés like significa “gustar” y “como” en sentido de comparación. Staurós es utilizada según contexto como “like” en inglés para designar cosas diferentes y utilizan, en ambos casos, la misma palabra. En latín palo o poste se dice palus o adminiculum, mientras que los romanos al referirse a un “poste de tormento” utilizaban, descritas en las actas de juicio con condena de muerte, los términos de Ad Palum, Alligare o In Palum Figere. Para ellos crux es simplemente una cruz común y corriente y no un poste. Por eso, si bien los romanos empalaban a algunos,  también otros eran crucificados en una crux, hecho que le sucedió a Cristo.

La crucifixión romana era una estructura formada por dos piezas: un poste llamado Stipites y un travesaño llamado Patibulum. Los pies del ejecutado iban en el poste y los brazos en el travesaño. Así se formaban una crux.

Poste (Stipites) Travesaño (Patibulum)Unión de las dos partes: una Cruz
                             

La histórica tradición romana de humillar al que iba a ser crucificado tuvo directa relación con el patibulum, elemento de madera cargado por la misma persona que iba a ser ejecutada hasta llegar al lugar donde se encontraba el Stipites. Si Cristo cargó la crux, hay dos opciones: cargó solo el travesaño y ser clavado allí, luego de llegar donde está el poste, para posteriormente ser levantado con el fin de unir ambas piezas y formar una cruz, o la cruz completa y sin división de piezas: travesaño y poste ya unidos.

Cargando solo el Patibulum.                                         Cargando la Cruz completa.

        

Si Jesús cargó algo, sean las piezas separadas o juntas, definitivamente fue crucificado en una cruz y no en un poste.  Esa es la evidencia fundamental que nos aporta la Biblia para darnos a conocer el modo de ejecución mediante la crucifixión.

Finalmente, cabe señalar que San Andrés Apóstol fue crucificado en Grecia en una cruz en forma de “X”. Esta era un staurós (poste) en forma de X, es decir, una cruz. Jesús y San Andrés fueron clavados en cruces de diferentes formas y no en postes como asegura la secta. También hay estudios médicos que enfatizan que si Jesús fue “colgado” como dicen los testigos, no podría haber durado tanto tiempo clavado y agonizando como señala la Biblia. Hubiera sido una asfixia de inmediata, hecho que no ocurrió.

La palabra “Madero” aparece cuatro veces en la Biblia en comparación a cruz presente más de veinte veces. En el año 1937, los Testigos de Jehová determinaron que Cristo murió en un poste y no en la cruz, torciendo las formas gramáticas griegas para justificar su tesis. Lamentablemente, la secta tiene serias contradicciones, ya que ellos utilizaron la cruz durante mucho tiempo. El posterior argumento del poste es solamente para considerarse exclusivos y llevar la contraria a la Iglesia Católica.

La inconsecuencia doctrinaria de los Testigos de Jehová.

Martín Lutero

Los Testigos de Jehová han contradicho a su propio fundador con dicha afirmación que desecha la cruz, considerándosele un símbolo pagano y relacionándolo con fuerzas diabólicas.

En esta imagen del siglo XIX los Testigos de Jehová utilizaban la Cruz.

Cruz utilizada por los Testigos de Jehová antes de 1930.


En el libro de los Testigos de Jehová llamado "Plan Divino de las edades", se utilizó la cruz. También se encontraba presente en la tapa de sus biblias antes de 1930.

¿Constantino fue el que impuso la cruz en el siglo VI? Esto es falso. Siglos antes del nacimiento de este emperador, ya la iglesia primitiva utilizó la cruz y su señal al persignarse. Veamos las siguientes fuentes históricas:

1-San Juan Apóstol antes de su muerte dibujó una cruz sobre su cabeza con la mano. San Juan murió pacíficamente en la ciudad de Éfeso hacia el tercer año del reinado de Trajano, es decir hacia el año cien de la era cristiana, cuando tenía la edad de noventa y cuatro años, de acuerdo con San Epifanio.

2-Tertuliano alrededor del 200 señaló, faltando más de 100 años para que llegara Constantino al trono imperial, la importancia de la cruz en la vida de los cristianos.

3-En las actas de San Afri se relata que por el año 300 un pagano le dijo a San Narciso de Gerona y a su diácono San Félix, mártires ejecutados durante la persecución del emperador Dioclesiano: "Sé que son cristianos ya que con frecuencia signan su frente con la cruz.”.

Dioclesiano fue un emperador que gobernó años antes que Constantino el Imperio Romano, donde ya se encuentra la presencia del signo de la cruz. Ante estas evidencias históricas, la Watchtower y sus miembros adoptan posturas negacionistas, tal cual como las empleadas para negar sucesos como el holocausto nazi, el genocidio ucraniano y la existencia de detenidos desaparecidos.

2-Las fechas erradas del Final de los Tiempos y su posterior negación.

-En las páginas 73 a 85 del texto ¿Qué enseña realmente la Biblia? La secta señala dos cosas. En primer lugar, enfatiza que hay dos resurrecciones: una celestial y otra en la Tierra, y, en segundo lugar, que en el año 1914 Jesús fue coronado para gobernar de forma invisible desde los cielos.

Punto uno: No hay dos resurrecciones, es solo una. La resurrección del día final será para todos igual, sean salvos o condenados (Juan 5:28-29; Daniel 12:2).
Para los católicos hay una primera resurrección que es el bautismo (Romanos 6:1-11; Apocalipsis 20:5) donde “sepultamos y morimos” en nuestra vida de pecado y entramos a la gracia de la Iglesia Santa. En la Epístola de Bernabé, escrita por el año 70, se utiliza bautismo como sepultamiento y resurrección. La secta la secta interpreta esta primera resurrección como si fuera en el día final siendo que San Pablo en Romanos dice todo lo contrario.

Punto dos: ¿De dónde sacaron que Jesús gobierna desde 1914? Esto viene de un bautista llamado William Miller que sacó unos cálculos fallidos sobre el día que ocurría la Segunda Venida del Cristo al Mundo. Como no sucedió nada de lo pronosticado, Miller se arrepintió de su deducción y murió como bautista. Pero fueron los testigos quienes han vuelto a tomar sus postulados,  a parte de adaptarlos con el objetivo de validar sus posturas teológicas sobre el tema. Cabe señalar que la Biblia jamás habla del año 1914, de forma literal como le gusta a las sectas cuando le conviene, sino que dice “Toda autoridad se me ha dado en el cielo y en la tierra” (Mateo 28:18) y también dice en que el Reino de Dios ya está entre nosotros (Lucas 17:20-21) y no que había que esperar hasta 1914.

¿Qué pensaban los testigos de 1914? Señalaron en un momento que iba a ser el Fin de los Tiempos. Nunca llegó dicho final y, como consecuencia, cambiaron su posición. ¿Cómo sabemos que han contradicho estas cosas? Veamos lo que la Watchtower ha planteado en su propaganda:

The Watchtower, Marzo, 1, 1923, página 67. Desde 1874 ha comenzado la presencia del señor.

The Watchtower, Enero, 1, 1924. Jesús está presente reinando desde 1874. (Después señalaron que esto ocurrió en 1914).

1914: Charles T.Russel, fundador de la secta, dijo que en 1914 iba a terminarse el Mundo. Ese año estalló la Primera Guerra Mundial y no fue el fin.

En el libro “El tiempo se ha acercado” de 1908, en las páginas 76 y 78, Russel, líder de la secta, señala: en este capítulo se presentan las pruebas bíblicas demostrando que se alcanzará el total final del tiempo de los gentiles, es decir, el final completo del dominio de ocupación, en el año 1914; y que esa fecha verá la desintegración del gobierno de los hombres imperfectos…está demostrado en las escrituras…Jesús establecerá sobre las ruinas su reino terrenal. Llegó la ansiada fecha y no pasó absolutamente nada.

Million Now Living Will Never Die, página 97. José Rutherford, segundo líder de la secta después de la muerte de Russel, señaló: Moisés, Abraham y otros profetas iban a resucitar y que el fin del mundo iba a llegar hasta 1925. Llegó ese año y no sucedió dicha resurrección.

Vida Eterna en la Libertad de los Hijos de Dios (1966), páginas 29 y 30 dice: Los seis mil años de la creación del hombre terminarían en 1975. No pasó absolutamente nada en 1975.

¿Qué hacen los Testigos de Jehová cuando uno les dice esto? Lo niegan. Afortunadamente, todos estos archivos están disponibles en las bibliotecas nacionales de respectivos países donde existen copias del original. Allí están las pruebas. En Mateo 24:36 Cristo señala que nadie sabe cuando será el día ni la hora del final.

3-Sobre la transfusión de sangre.

-En las páginas 129 a 133 del texto ¿Qué enseña realmente la Biblia? La secta dice que no es debido hacerse transfusiones de sangre y citan Génesis 1:29; 9:3, Levítico 17:13-14, Hechos 15:28, entre otros. El error aquí está en que los testigos confunden, al igual que otras sectas evangélicas, el hecho que la Historia de la salvación está dividida en dos pactos: el Antiguo Pacto, realizado con el Pueblo de Dios que son los Judíos, y el Nuevo Pacto Eterno, que corresponde  al Nuevo Pueblo de Dios encarnado a través de la Iglesia.

La secta toma citas de cosas establecidas sobre el Antiguo Pacto, como el tema de la sangre de animales y otros. Ahora ¿Por qué no se circuncidan si en la Biblia en Génesis 17:1-14? ¡Sale en la Biblia! Como dirían ellos cuando rectifican una de sus erradas doctrinas.

En la página 132, del texto señalado, se señala que La Ley mosaica mostró con claridad cuál es el único uso apropiado de la sangre. La Ley mosaica es válida para los cristianos sino la ley en Cristo (Juan 15:12-14). Además, San Pablo señala constantemente que las “obras de la Ley judía” ya no sirven para nada (Gálatas 2:16). Las obras en Cristo son válidas para los cristianos, pero no las obras de la Ley. Estas fueron la “sombra de lo que había de venir” (Colosenses 2:16-17). Los cristianos no tienen que obedecer la Ley mosaica sino la Ley en el Cristo.

¿Qué han pensado los Testigos de Jehová sobre las trasfusiones de sangre en su pasado el cual hoy oculta la secta?

Fue hasta 1952 que el ex presidente de los Testigos de Jehová, Nathan H. Knorr, decretó que las transfusiones de sangre no eran correctas. El fundador de la secta no creyó en esta doctrina porque murió décadas antes. ¿Qué está sucediendo con la secta? Usted cuestione.

4-Cuando los Testigos de Jehová celebraban la Navidad.

-Los testigos enseñan que no se debe celebrar la fiesta de la Navidad, cuyo origen sería pagano y diabólico. ¿Qué sucedió con la secta en algún tiempo? Celebraron la Navidad durante años.

Charles T. Russel, el fundador de la secta, celebró la Navidad con los testigos. Aquí les presentamos una invitación de 1916 en la cual los Testigos de Jehová desean una feliz Navidad. (Fíjese que sale la firma del creador de la secta).

Atalaya del 15 de febrero de 1919, Número 23, páginas 63 y 93. Nuestros hermanos…les deseamos una feliz Navidad…les llevaron regalos que eran mercaderías.
Foto de los Testigos de Jehová celebrando la Navidad en 1926.

En Watchtower, diciembre 1 de 1904, página 364, la secta declaró que la Navidad era un gran evento para los cristianos y que era necesario tener en cuenta esa fecha como el cumpleaños de Jesús. Después, como hemos visto de forma constante en este escrito, cambiaron su doctrina diciendo en Watchtower, diciembre 15 de 1983, página 7, que la Navidad es un “horror” y que esta celebración proviene del mismo Satanás. Por eso hoy la secta no celebra la Navidad.

¿El creador de la secta celebró la navidad y cuarenta años después lo contradicen? Falsos profetas hermanos míos.

En este acotado artículo hemos presentado las principales contradicciones doctrinarias que poseen los testigos de Jehová. Los temas como la Navidad o de que “Jesús no murió en una cruz” no fueron parte de sus planteamientos durante años. Basta con ver las evidencias históricas para darse cuenta que es un grupo que vive en contradicciones, cuyas doctrinas son parte de una dinámica “causa-error-negación”. Lo lamentable, es que cuando uno les plantea dichos argumentos presentes, no hacen más que negar su pasado siendo que las fuentes históricas están allí, dejando de lado el estudio, el debate, y la honestidad intelectual.

Pregunto, ¿Napoleón cruzó o no los Alpes? Es solo ver los escritos de la época para saberlo.

Bendiciones.
Andrés Morasso.

21 de mayo 2011

separador

Suscríbete

Lista de correoFacebookGoogle+Google+

separador

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

separador