Banner-07

Historiador judío defiende a Pío XII

david dalin

«Yo, hebreo por Pío XII»

ROMA, 23 Nov. 02 (ACI).- En un artículo publicado en el diario italiano L’Avvenire, el destacado historiador hebreo David G. Dalin, señala que la verdadera historia deja en evidencia que el Papa Pío XII fue un encendido defensor de los judíos y un crítico del nazismo, y quienes critican lo contrario son ex sacerdotes o ex católicos que tienen «cuentas pendientes» doctrinales con el PapaPacelli.

En el artículo titulado «Yo, hebreo por Pío XII», Dalin señala que «Cualquier lectura honesta y completa de las fuentes demuestra que el Pontífice fue un tenaz crítico del nazismo«; e indica que «extrañamente todos aquellos que lo calumnian son ex sacerdotes o cristianos alejados de la Iglesia, pero nuevos documentos prueban que el Führer desconfiaba de la Santa Sede precisamente porque escondía a los rabinos».

El artículo del historiador surge a raíz de que en los últimos 18 meses se han publicado 9 libros sobre Pío XII, de los cuales 4 son en defensa del Papa y 2 se ocupan de él solo al interior de un amplio ataque contra el catolicismo.

«A pesar de ello, son los libros que calumnian al Papa los que han recibido mayor atención de la prensa, particularmente ‘El Papa de Hitler’, un libro ampliamente comentado y lanzado al mercado», dice Dalin, para quien «curiosamente, casi todos aquellos que hoy se ubican en esta línea –desde los ex seminaristas John Cornwell y Garry Wills, hasta el ex sacerdote James Carroll- son católicos o salidos de la Iglesia o críticos en su relación con ella».

En cambio, según el historiador, «para los líderes hebreos de una generación precedente la campaña contra Pío XII habría sido la causa de una enorme sorpresa. Durante y después de la guerramuchos hebreos famosos -Albert Einstein, Golda Meir, Moshe Sharett, el rabino Isaac Herzog y muchos otros- expresaron públicamente su gratitud a Pío XII«.

El historiador judío cita incluso la obra «Three Popes and the Jews», del diplomático judío Pinchas Lapide, cónsul israelí en Milán, según el cual Pío XII salvó con certeza la vida de 700.000 hebreos, y probablemente llegó a salvar hasta 860.000 de la maquinaria asesina de los nazis.

Por eso, el historiador señala que «convertir a Pío XII en un blanco para nuestro desdeño moral contra el nazismo y arrastrar al catolicismo entre las instituciones deslegitimizadas por el horro del Holocausto significa traicionar la tarea de comprender la historia«.

«Casi ninguno de los libros sobre Pío XII y el Holocausto se refieren realmente a Pío XII y el Holocausto –dice Dalin-. El verdadero tema resulta ser una discusión interna del catolicismo acerca del sentido de la Iglesia hoy, donde el Holocausto se convierte simplemente en el garrote más grueso con el que los católicos progresistas pueden disponer para usarlo como arma».

Para Dalin, el debate sobre el futuro del papado no es un tema en el que los no cristianos deberían meterse; sin embargo, opina que «los hebreos, más allá de sus sentimientos respecto de la Iglesia Católica, tienen el deber moral de rechazar todo intento de instrumentalizar el Holocausto y de usarlo de manera partidaria al interior de tal debate. Y esto particularmente cuando tal intento denigra los testimonios de los sobrevivientes del Holocausto y extiende a las personas equivocadas la condena que corresponde a Hitler y los nazis».

Dalin ofrece luego el testimonio de numerosas figuras judías de Europa y Estados Unidos que hoy se oponen tajantemente a la denigración que algunos hermanos de religión hacen de Pío XII, entre ellos Sir Martin Gilbert, Michael Tagliacozzo –máxima autoridad de la comunidad hebrea de Roma sobre el holocausto- y Richard Breitman –único historiador con acceso a los archivos secretos norteamericanos- y especialmente el mismo Lapide.

Por eso, el historiador concluye que «una seria investigación sobre Pío XII llegaría, creo, a conclusiones exactamente opuestas a las de Cornwell: Pío XII no fue el Papa de Hitler, sino el Papa que sostuvo a los hebreos más de cerca y en el momento en que aquello era verdaderamente importante».

Entradas Relacionadas

¿Manipuló Constantino el Concilio de Nicea?

¿Manipuló Constantino el Concilio de Nicea?

Aunque "El Código da Vinci", tan vendido, carece en absoluto de credibilidad histórica y cualquier crítica en este sentido resulta superflua –bien lo advirtió De Prada-, valga un ejemplo entre mil. Guillermo Juan Morado nos escribe acerca de si «¿manipuló Constantino...

La Noche de San Bartolomé

La Noche de San Bartolomé

Varias guerras de religión habían sembrado de cadáveres el suelo de toda la nación francesa: sin embargo, una reconciliación, más aparente que real, ofrecía a los combatientes una tregua, que el almirante calvinista Coligny y otros cabecillas llamados a la corte...

¿Existió la papisa Juana?

¿Existió la papisa Juana?

Se trata de una leyenda que se remonta al s. XIII (Crónica Universal de Metz), y que trata de hacer existir a este personaje en siglos diversos, sin que haya mucho acuerdo en las fechas (siglos IX, X y XI) o en el nombre (Inés, Gilberta, Ute...). Cuenta esta leyenda...