Slider

Holanda: lo que realmente dice el informe sobre el abuso sexual de menores

Niño-abusado

El informe final que la comisión independiente que evaluaba el alcance del abuso sexual de menores en Holanda en la Iglesia Católica fue presentado recientemente, y la manera en que fue presentado por distintos medios de comunicación fue, en mi opinión, desafortunada, debido en algunos casos a afirmaciones imprecisas, y en otros casos, presentando los hechos de manera incompleta.

Un ejemplo de estas noticias los tenemos por ejemplo en el diario El mundo cuya noticia titula “’Decenas de miles’ de niños sufrieron abusos sexuales en la Iglesia holandesa” , En Infocatólica la noticia se titula “Decenas de miles de menores sufrieron algún tipo de abuso sexual por miembros del clero católico holandés”, y otro diario como Publico.es incluso llega a escribir “La Iglesia holandesa abusó de decenas de miles de menores”.

Debido a esta manera de presentar los hechos, muchos de los enemigos de la Iglesia han aprovechado para arremeter y denigrar a la Iglesia Católica. Un ejemplo lo tenemos en el comentario que a mi blog personal envió un testigo de Jehová resentido:

“Por cierto, dedique un post a tratar las virtudes del celibatosería bueno a tenor de las últimas noticia en Holanda, curioso aluden a que nosotros tenemos 23000 casos a nivel mundial, pues ustedes tan solo en un país tan pequeño como Holanda 20000.

Hasta 20.000 menores sufrieron abusos en la Iglesia holandesa desde 1945 Las violaciones de alumnos en centros religiosos ascendieron a un millar 

¿Van al cielo estos abusadores? ¿Está prevista la autoexcomunión para estos abusadores?
¡Arroje luz sobre estos temas!”

Otro testigo de Jehová envía este otro comentario:

La Iglesia Católica Holandesa pide perdón por miles de abusos de niños. Iglesia Católica Belga pagará por los abusos cometidos a menores. Justifica todos estos actos a ver si puedes. Pedofilia a nivel mundial. La Iglesia Católica Católica no puede ser el camino a Dios

Comentarios como estos, reflejan lo importante que es tratar de manera precisa este tipo de informaciones, para no dar “carnaza” a los enemigos de la Iglesia.

Que faltó decir a estas noticias

Una traducción del resumen del informe presentado en el propio sitio web de la comisión de investigación la he colocado AQUÍ (me disculpo de antemano por la calidad de la traducción, puede consultarla en inglés en el sitio web de la comisión AQUÍ). En dicho informe resalta que:

No ocurrieron más abusos en instituciones católicas que en no católicas

Esto es importante destacarlo, porque el mismo informe señala que la impresión creada en los medios de comunicación no se adecúa a la realidad. A este respecto señala:

“Impresión creada en los medios de comunicación


La impresión creada en los medios de comunicación acerca de este abuso tiene que estar calificada en ciertos aspectos importantes, en parte sobre la base de la encuesta:

En primer lugar, la impresión de que el abuso sexual de menores se produjo principalmente dentro de la Iglesia Católica debe ser calificada. El abuso sexual de menores ocurre ampliamente en la sociedad holandesa.

En segundo lugar, el abuso no ocurrió principalmente en las instituciones educativas, aunque parece haber sido un problema específico en relación con las instituciones educativas. Como la Comisión de investigación observó anteriormente, el riesgo de abuso sexual es mayor dentro de una institución que en otros lugares. Se aplica para las instituciones en general y no específicamente a las instituciones de la Iglesia Católica Romana.

En tercer lugar, existe una discrepancia entre la representación de la naturaleza y gravedad de los abusos en los medios de comunicación y las conclusiones de la Comisión de investigación.”

Hasta ahora, ninguna de las noticias reseñadas informó de este hallazgo, y el resultado es que esto puede ayudar a reforzar la matriz de opinión tan falsamente difundida de que los abusos sexuales ocurren en mayor proporción dentro de la Iglesia Católica que dentro de otras instituciones o confesiones religiosas.

También hay una discrepancia entre la naturaleza y gravedad de los abusos en la opinión pública, aunque el informe señala que abarca cualquier contacto sexual real, ya sea de tocar los senos o los genitales o besos con intención sexual, y no solo aquellos contactos que involucran algún tipo de penetración.

El mismo informe al final concluye:

La magnitud del abuso sexual de menores en la Iglesia Católica en el período 1945-2010 es relativamente pequeña en términos de porcentaje, pero es un grave problema en términos absolutos.”

El celibato como el “chivo expiatorio”

Otro dato importante del informe que no fue reseñado por los distintos medios de comunicación es la incidencia del celibato sobre los abusos. Esto ha dado pie a que los desinformados (como el testigo de Jehová que despotrica al inicio) terminen achacando al celibato, la causa de los abusos.

Sin embargo, el informe a este respecto también es muy claro:

“La cuestión del celibato

Celibato es un tema importante porque se ha planteado la cuestión de si posiblemente podría ser un factor para explicar la ocurrencia de abuso sexual en la Iglesia Católica. No hay ninguna evidencia científica para apoyar la afirmación – expresada tanto en círculos iglesias – que el celibato es el único factor explicativo para el grado al que se produce el abuso sexual dentro de la Iglesia Católica en los medios de comunicación. Esta afirmación supondría que el abuso sexual significativamente ocurre más a menudo en la Católica iglesia que en otros contextos similares (instituciones no católicas). Sin embargo, no es el caso a juzgar por los resultados de la encuesta realizada por TNS NIPO para la Comisión de investigación.”

Más adelante no consideran inconcebible que los problemas abordados no se hubieran producido en menor medida sin la disciplina del celibato, pero el hecho es que no hubo ninguna evidencia que indicara que es un factor causante de los abusos.

Obviamente el testigo de Jehová que pretende achacar al celibato la causa de los abusos, ni siquiera ha de haber leído el informe que menciona la noticia, y se arranca a despotricar sin tener la menor idea de lo que está hablando.

Abusos cometidos por miembros del “clero católico”

Otra imprecisión es atribuir los abusos a “la Iglesia”, o solo a “miembros del clero católico”. Entre los presuntos 800 perpetradores que arroja el informe, se especifica que se refiere a “representantes de la Arquidiócesis: sacerdotes, religiosos, pastorales empleadas por la iglesia, legos y voluntarios que trabajan para la Iglesia” . Por la forma en que fue presentada la noticia se entiende que los perpetradores son exclusivamente sacerdotes y religiosos, cuando el informe incluye a laicos trabajadores (maestros, cuidadores, etc.) e incluso voluntarios que trabajaban para la Iglesia Católica.

Es cierto que todos esos abusos ocurrieron bajo personas en cargos de responsabilidad dentro de la Iglesia, pero no que solo ocurrieron por parte de sacerdotes y religiosos.

También es de hacer notar, que muchos de esos abusos fueron realizados por personas que tenían problemas psicológicos que les hacían no aptos para tales cargos, y aunque las directrices de Roma eran bien claras respecto a esto, fueron ignoradas por las autoridades holandesas, tal como afirma el mismo informe:

Problemas psicológicos a menudo no fueron un obstáculo para su unió a la orden. Esta política no escrita fue contraria a las directrices de Roma con respecto a la selección de candidatos, al menos si los problemas psicológicos también estaban relacionados con la sexualidad o se expresaron en la conducta sexual física.”

Sobre las “decenas de miles de víctimas”

Es importante ubicar también la expresión “decenas de miles de víctimas” en su respectivo contexto. Lo que dice el informe es lo siguiente:

“El número de víctimas que se crió como católica romana, pasó parte de su juventud en una institución católica romana y reportaron haber sido abusados sexualmente por un transgresor que trabajaba en la Iglesia Católica Romana antes de la edad de 18 años durante el período comprendido entre 1945 y 1981 es de aproximadamente 10.000 a 20.000. Sus experiencias van desde muy leves a graves.

El número total de personas que han reportado abusos sexuales por los autores que trabajan en la Iglesia Católica en el período de 1945 a 1981 llega a varias decenas de miles. Se puede suponer que varios miles de estas víctimas sufrieron abuso grave”

Lo primero es que se debe diferenciar entre el simplemente “reportar un abuso” y el abuso perpetrado en sí mismo. El mismo informe tiene una sección para especificar que son casos plausibles, pero no demostrados:

“Presunción de inocencia: la distinción entre autores y delincuentes

El uso del término “autor” no debe tomarse como lo que implica que la Comisión de investigación considera que a estas personas – en la medida en que puede identificarse, como realmente culpable de ningún delito en el estricto sentido jurídico del término. En otras palabras, la Comisión de investigación se adhiere explícitamente a la presunción de inocencia y hace una distinción entre un delincuente, quien ha encontrado culpable de un delito en el sentido jurídico del término y un autor, cuya culpabilidad no ha quedado demostrado en realidad. Esto se corresponde con las definiciones utilizadas en otros estudios y publicaciones, entre ellas las del centro de Holanda para el Desarrollo Social (Movisie) y el Instituto Trimbos, que realiza investigaciones en salud mental. La Comisión de investigación basa su conclusión sobre la plausibilidad de un incidente particular en la consistencia de la denuncia de un incidente que entren dentro del ámbito de este estudio en combinación con o en el contexto de otros resultados de la investigación.”

Por supuesto, pudieron haber ocurrido abusos no reportados, así como abusos reportados que realmente no ocurrieron. El informe simplemente establece aproximaciones en base a hechos plausibles.

Lo doloroso

Lo que sí es de lamentar, es que al igual que en Irlanda, los obispos holandeses no actuaron de modo correcto en el interés prioritario de las víctimas. Ya lo decía Jesús al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los escándalos! Es forzoso, ciertamente, que vengan escándalos, pero ¡ay de aquel hombre por quien el escándalo viene!” (Mateo 18,6-7) y eso incluye con una especial severidad a quienes fue encomendado el cuidado del rebaño del pueblo de Dios y no fueron suficientemente diligentes o incluso encubrieron a los perpetradores. Estas líneas no las escribo precisamente para justificar a aquellos que han ejercido de forma indigna su ministerio, los cuales desde ya deberían presentar su dimisión, entregarse a la justicia y hacer penitencia y reparación durante lo que les quede de vida. Por su culpa las víctimas han sufrido un daño casi irreparable, por su culpa es denigrada la esposa de Cristo, por su culpa muchos buenos y santos sacerdotes y religiosos serán tachados de culpables por asociación, por su culpa la Iglesia que es luz del mundo brilla menos.

Que se hicieron las cosas mal, sin duda, que ahora se están tomando medidas para hacer las cosas mejor, pienso que sí. Un ejemplo es este mismo informe solicitado por la propia Iglesia a una comisión independiente, para intentar en la manera de lo posible indemnizar a las víctimas y prestarles la ayuda necesaria, inclusive en aquellos casos donde los delitos han prescrito legalmente (porque no pueden prescribir para Dios).

¿Y que responder a las objeciones del testigo de Jehová?

Me pide que compare sus 23.000 presuntos abusadores a nivel mundial (realmente 23.720 según Silentlambs.org, organización especializada en el abuso de menores dentro de los testigos de Jehová), con los resultados de este informe, tarea que sería como realizar una comparación entre “peras” y “manzanas”. Aún así la situación se podría resumir de la siguiente manera:

Testigos de Jehová

Población: 7,5 millones de habitantes en todo el mundo.
Presuntos autores de abusos sexuales de menores: 23.700
Porcentaje: 0,316 %
Período: Situación relativamente actual.

Iglesia Católica en Holanda

Población: 3,7 millones de católicos en Holanda en 1947 de una población de 9,6 millones
Presuntos autores de abusos sexuales de menores: 800
Porcentaje: 0,021 %
Período: durante 65 años (1945 hasta 2010)

En primer lugar estaríamos comparando períodos completamente distintos. No se puede comparar el número de abusadores sexuales que los testigos de Jehová tienen actualmente, con los que hubo en Holanda en un período de 65 años. Además, la cifra de 23.700 es bastante superior a la cifra de 800 que el informe mencionado arroja.

Otras fuentes de los mismos testigos de Jehová al respecto tampoco arrojan mucha información. Por ejemplo, en la Atalaya del 1 de enero de 1986, pág. 13, párrafo 12, reconocen que:

“Por extraño que parezca, aun personas prominentes en la organización de Jehová han sucumbido a prácticas inmorales, como la homosexualidad, el intercambio de esposas y abuso deshonesto de menores. También ha de decirse que, de las 36.638 personas que fueron expulsadas de la congregación cristiana el año pasado, la mayor parte de las expulsiones tuvieron que ver con prácticas inmorales”.

De aquí tampoco podríamos establecer ninguna comparación sensata, pues estaríamos comparando 36.638 testigos de Jehová durante solo un solo año (entre una población de menos de 4 millones), por conductas inmorales que no se limitan al abuso de menores, en comparación con los 800 perpetradores que actuaron en un período de 65. Obviamente 37.000 es mucho más que 800, y la primera cifra es en un período 65 veces menor, y esto aunque el número de católicos en Holanda haya sido similar al de los testigos de Jehová en todo el mundo para esa época.

De cualquier manera, mi intención no es probar que hay menos perpetradores en la Iglesia que en cualquier otra parte, ya que le informe precisamente afirma que no hay diferencias significativas, sino a reconocer que el problema existe y este informe es una herramienta para tomar las medidas necesarias para ayudar a las víctimas y para disminuir las posibilidades de que vuelvan a ocurrir.

¿Qué hacemos nosotros? ya ve, allí tiene una comisión independiente estudia el alcance de los abusos, y otra se prepara para indemnizar a las víctimas. ¿Han hecho algo similar los testigos de Jehová? ¿Han hecho algo similar otras denominaciones protestantes que no tienen un menor número de casos?. En opinión de los sitios especializados en abordar el abuso de los menores dentro de los testigos de Jehová no (Vease por ejemplo Silentlambs.org), sería una buena ocasión para comenzar a tomar el ejemplo.

Autor: José Miguel Arráiz

Entradas Relacionadas

666 – La segunda bestia del Apocalipsis

666 – La segunda bestia del Apocalipsis

Mi nombre es J., y tengo una gran preocupación acerca del Apocalipsis. Ocurre que en Internet conozco unos hermanos separados Adventistas y ellos se pasan diciendo que en sus interpretaciones de La Bestia del 666 es el Papa y que el es el anticristo, porque de varias...

El Papa y el Anticristo

El Papa y el Anticristo

Siempre Fiel. Cada vez que voy a la papelería de la esquina me encuentro con dos cosas. El pelotón de niños que esperan una golosina del padre y la última duda de la señora de la papelería. La primera es fácil solucionar, pero la segunda a veces... "Es que mi cuñada,...

Daniel Sapia No Dice la Verdad – Documentación

Daniel Sapia No Dice la Verdad – Documentación

Constitución Dogmática Sobre la Iglesia de Cristo Pastor Aeternus Capítulo IV: Sobre el Magisterio Infalible del Romano Pontífice Aquel primado apostólico que el Romano Pontífice posee sobre toda la Iglesia como sucesor de Pedro, príncipe de los apóstoles, incluye...