Ateismo

Ateismo

La El término Ateísmo, en su noción etimológica, se refiere a la ausencia de creencia en la existencia de cualquier dios. Ser ateo, o abrazar el ateísmo, es negar que haya Dios, o negar que haya dioses, o negar que haya alguna realidad que pueda llamarse divina, o todas estas cosas a un tiempo.

En esta sección encontrará interesantes artículos relacionados con el ateísmo incluyendo el análisis de las objeciones mas frecuentes presentadas por los ateos a la fe cristiana.

separador

 

  Libros de apologética católica  

 

 

 

Listado de artículos

 

La respuesta de la Iglesia al Ateísmo

Por Pbro. Dr. Enrique Cases

San Pablo dice a los Romanos:

-Lo cognoscible de Dios es manifiesto entre ellos, pues Dios se lo manifestó; porque desde la creación del mundo, lo invisible de Dios, su eterno poder y su divinidad, son conocidos mediante sus obras. De manera que son inexcusables, por cuanto, conociendo a Dios, no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se entontecieron en sus razonamientos, viniendo a oscurecer su insensato corazón; y alardeando de sabios se hicieron necios, y trocaron la gloria del Dios incorruptible por la semejanza de la imagen del hombre corruptible- (1, 18-23)

Ver mas

separador

Si Dios existe, ¿Por qué se esconde?

Por Encuentra.com

Pregunta un lector: Dios, o sea, el Dios bíblico, existe. Pero entonces acaso sea comprensible la protesta de muchos, tanto de ayer como de hoy: ¿Por qué no se manifiesta más claramente? ¿Por qué no da pruebas tangibles y accesibles a todos de Su existencia? ¿Por qué Su misteriosa estrategia parece la de jugar a esconderse de Sus criaturas?

Existen razones para creer, de acuerdo; pero -como muestra la experiencia de la historia- hay también razones para dudar, e incluso para negar. ¿No sería más sencillo que Su existencia fuera evidente?

Ver mas

separador

¿Dios no existe porque el infierno no puede existir?

Por Bruno Moreno Ramos

En uno de mis artículos anteriores, un lector del blog, Gringo, ha enviado un comentario interesante al que he querido responder en este nuevo artículo.

El comentario en cuestión dice así: “No, Dios no obliga a nadie amarlo… pero si no lo amas te manda al infierno. Y encima se supone que Dios te ama aunque tú no lo ames, pero si no le correspondes te manda al infierno. Al final Dios trae al mundo a las personas (porque todos venimos al mundo por voluntad de Dios ¿o no?), para que vivan unas pocas décadas en este valle de lágrimas, y para después hacerles pasar a algunos toda la eternidad en el llanto y rechinar de dientes. Y te dicen que Dios te ama ... De locos”.

Ver mas

separador

Dar razones para creer

Por Encuentra.com

Entrevista a Mons. André Léonard, Obispo de Namur (Bélgica)

Más de 250 personas han participado el 11 de diciembre en el Coloquio 2000 años de cristianismo, organizado por el Centro de Encuentros de Dongelberg, en Bélgica. El Coloquio ha reunido a tres oradores: Michel Rouche, profesor de la Universidad de París-Sorbonne; Monseñor André-Mutien Léonard, Obispo de Namur, y Herman Van Rompuy, diputado federal y antiguo vice-Primer Ministro de Bélgica.

Ver mas

separador

Refutación de cinco objeciones contra la existencia de Dios

Por Daniel Iglesias Grèzes

En cada uno de los cinco silogismos presentados en el apartado I, la premisa mayor es falsa. Por lo tanto, aunque la premisa menor es verdadera y el silogismo está bien construido, la conclusión es inválida. Para refutar estos silogismos, se deben refutar las correspondientes premisas mayores.

Ver mas

separador

Pruebas de la existencia de Dios

Por Daniel Iglesias Grèzes

Este capítulo está basado principalmente en Michel Grison, Teología Natural o Teodicea, pp. 27-134; también he utilizado a Otto Muck, Doctrina filosófica de Dios, pp. 122-178, 197-227 y Béla Weissmahr, Teología natural, pp. 19-118 (véase en el numeral 16 la bibliografía consultada).

Ver mas

separador

El fenómeno del ateísmo

Por Pbro. Dr. Enrique Cases

La más alta razón de la dignidad humana consiste en la vocación del hombre a la comunión con Dios. Ya desde su nacimiento, el hombre está invitado al diálogo con Dios: puesto que no existe sino porque, creado por el amor de Dios, siempre es conservado por el mismo amor, ni vive plenamente según la verdad si no reconoce libremente aquel amor, confiándose totalmente a El. Mas muchos contemporáneos nuestros desconocen absolutamente, o la rechazan expresamente, esta íntima y vital comunión con Dios. Este ateísmo, que es uno de los más graves fenómenos de nuestro tiempo, merece ser sometido a un examen más diligente.

Ver mas

separador

El ateismo, algunas reflexiones

Por Alejo Fernández Pérez

Sin venir a cuento, en medio de una conversación intrascendente, un amiguete nos suelta: “Es que yo soy ateo”.  “Bueno, ¿y a nosotros qué? Como si quieres ser budista, musulmán o del Real Madrid”, contesta otro contertulio. El ateo empezó a desinflarse al notar nuestra indiferencia por su postura “religiosa”, de la que parecía querer presumir. Con este motivo, el personal se enzarzó en una discusión variopinta, con un vocabulario de andar por casa, y sin meterse en profundidades filosóficas o teológicas. Como el grupo era de un nivel cultural medio-alto, las ideas barajadas pudieran interesar a más de uno:

Ver mas

separador

El ateísmo de Jean Paul Sartre

Por Encuentra.com

Uno de los escritos influyentes en la segunda mitad del siglo XX ha sido Jean Paul Sartre, novelista y escritor celebrado por varias generaciones. Sembró abundantemente la semilla del ateismo con su brillante literatura y aparente seriedad filosófica. Con tales instrumentos pareció a muchos intelectuales europeos y americanos que su critica a la religión era definitiva, como ha sucedido antes con otros autores, como con Nietzsche, que más han sido -en esta cuestión- retóricos estilistas que razonables pensadores. Afirmar con seguridad falsedades, aunque sea con una técnica literaria excelente, no es prueba de que sea evidente lo afirmado ni que se ajuste a la realidad. Como su teatro sigue siendo representado y es exponente ideológico de un sector -consciente o inconsciente- todavía importante de la sociedad actual, y sus tópicos, bajo distintos ropajes siguen «funcionando», no está de más el repaso de una páginas que le dedica Charles Moeller en el volumen II de su obra Literatura del siglo XX y cristianismo. Moeller analiza otros argumentos sobre los que Sartre «funda» su ateísmo. Aquí transcribimos la crítica de Moeller a una famosa cuestión que sigue inquietando a muchos que desconocen la verdadera enseñanza cristiana sobre Dios, el concepto de creación y de libertad humana.

Ver mas

separador

El indeferentismo religioso

Por Encuentra.com

Es la actitud de aquellos que prescinden del tema religioso por completo y no es fácil que dure, si el hombre cultiva los valores humanos más importantes.

Ver mas

separador

Karl Marx

Por André Frossard

Durante mucho tiempo su retrato sustituyó en millones de hogares a las difuntas imágenes de la piedad popular. Millones de niños despertaron a la vida bajo la severa mirada de ese rostro macizo, rodeado de un espeso círculo de cabellos blancos, en el que el dibujo del bigote produce la ilusión de una sonrisa. Una frente monumental, hecha para albergar dos cerebros normales en un mármol impenetrable a la objeción, proyecta hacia atrás una crin de hilos de plata cuya mata se alarga a la altura de las orejas como el peinado de una esfinge...

Ver mas

separador

¿Hay hueco para Dios en las ciencias positivas?

Por José Miguel Pero Sanz

Para hablar de Dios existen dos caminos: uno de ellos es la fe, fundamentada en la intervención directa, libre, inesperada, del propio Dios en la historia de los hombres; una intervención-se llama Revelación-comprobable experimentalmente, como cualquier otro hecho histórico. El segundo camino para hablar de Dios consiste en verificar que sin t:1, sin Dios, no es posible que exista algo-el mundo-cuya existencia es indiscutible. Es el camino que sugiere la Escritura cuando señala que «lo invisible de Dios, su eterno poder y divinidad son conocidos mediante las obras» de Yahvéh (Romanos 1, 21). Conviene recalcar que esta vía para llegar a Dios no equivale a aquella otra que intentaba partir del desasosiego experimentado cuando se carece de Dios: ante argumentos de ese tipo siempre aparece un Sartre dispuesto a decir que los hombres pueden muy bien no encontrar un sentido a sus vidas, pero que ¡tanto peor para ellos!, (si no están a gusto los hombres, que no inventen un dios; que se peguen un tiro si quieren, como -en efecto- han hecho algunos discípulos y lectores del mencionado autor, persuadidos de la inutilidad humana).

Ver mas

separador

Adán y Eva, ¿Son el origen de la humanidad?

Por Ricardo Sada Fernández

Estos seres "puente" entre ambos mundos -el del espíritu y el de la materia- tuvieron su origen en una primera pareja: Adán y Eva, según la enseñanza del primer Libro de la Biblia, el Génesis. Bueno, estupendo, pero entonces: ¿no venimos del mono como dicen por ahí?; ¿es inaceptable para la fe decir que la humanidad evolucionó de una forma animal inferior?

Ver mas

separador

La existencia de Dios

De la Revista Arbil

Parece necesario tener lucidez sobre la existencia de Dios y su conocimiento por parte del hombre, pues se dan actualmente muchas ideas que oscurecen, e incluso niegan este hecho. De las certezas que da el conocimiento natural, los testimonios o las experiencias personales, hasta las reflexiones metafísicas. como las vías tomistas, son extremos que se tocan en este artículo.

Ver mas

separador

La filosofía actual y el ateísmo

Por Julián Marías

Voy a hablar del problema del ateísmo tal como aparece en la filosofía del siglo xx, especialmente en la que se llama filosofía existencial, y más concretamente en el existencialismo, pero tratando de hacer referencia a la totalidad del planteamiento de este tema en el pensamiento de los últimos decenios.

Ver mas

separador

Dios y el mal, un comentario

Por Carlos Caso-Rosendi

Escribe un lector: Querido Juan Carlos: Estuve visitando tu página que siempre encuentro valiosa y estimulante. En mis paseos por allí me encontré con este artículo (La experiencia del mal y la idea de Dios. Reflexiones sobre un gran misterio de Fernando Renau) que me pareció muy bueno. Quisiera agregar algunos argumentos que, personalmente encuentro muy fuertes en este asunto de la existencia del mal y del dolor en la creación de Dios que es perfectamente justo y bueno.

Ver mas

separador

Dios y el misterio del mal

Por R. P. Dr. Cornelio Fabrol

En la cultura moderna, la reflexión sobre el mal, como sucede en casi todos los otros problemas del espíritu, se ha transformado en algo muy ambiguo: al descartar la perspectiva absoluta de la metafísica que sostenía la existencia del Absoluto y de sus derechos, el hombre se balancea entre perspectivas opuestas de olvido o indiferencia, de angustia y desesperación. O sea que se mece insensiblemente al compás de los hechos, cualquiera que éstos sean, o se lanza contra todo y contra todos...

Ver mas

separador

La experiencia del mal y la idea de Dios

Por Fernando Renau

Si hay Dios, ¿porqué existe el mal y el sufrimiento? La historia de la humanidad es una interminable sucesión de sangre, sudor y lágrimas, de dolor, tristeza y miedo, de abandono, desesperación y muerte. Ante esa experiencia de sufrimiento es inevitable que el hombre se haya formulado desde antiguo esa pregunta. Es bien conocida la respuesta escéptica de Epicuro: o Dios quiere eliminar el mal, pero no puede, y entonces es impotente y no es Dios; o puede y no quiere, y entonces es malo, es el verdadero demonio; o ni quiere ni puede, lo que lleva a las dos conclusiones anteriores; o quiere y puede, pero entonces, ¿de dónde viene el mal? ¿Qué hemos de decir al respecto?

Ver mas

separador

Dios y las Ciencias Naturales

Por Guillermo Alberto Romero

El 22 de noviembre de 1951, SS el Papa Pío XII pronuncia un discurso ante la Pontificia Academia de Ciencias que iba a marcar un importantísimo precedente en torno al tema que hoy nos ocupa, esto es, las pruebas de la existencia de Dios ante la luz de las ciencia natural moderna..

Ver mas

separador

En torno al problema de Dios

Por Encuentra.com

La expresión "problema de Dios" es ambigua. Puede significar los problemas de toda suerte que la divinidad plantea al hombre. Pero puede significar también algo previo y más radical: ¿existe un problema de Dios para la filosofía? Voy a tratar de esto último; por tanto, no de Dios en sí mismo, sino de la posibilidad filosófica del problema de Dios.La cuestión es sumamente antigua. La filosofía, en efecto, en todos los momentos importantes de su historia, ha tenido que habérselas con las pruebas de la existencia de Dios: argumento ontológico, las cinco célebres vías de Santo Tomás, argumento a simultaneo de Duns Scoto, etc.

Ver mas

separador

¿Es la religión la causa de los fanatismos?

Por Interrogantes.net

El «progresismo talibán» -existe otro progresismo también descarriado pero simpático e inocuo- no pierde ocasión de emprender su particular cruzada contra la religión. La barbarie del islamismo radical es imputada en el debe de la cuenta general de la religión. Olvidando que el terrorismo disfraza su infamia bajo el ropaje de la defensa de algún valor, como la nación, la liberación, la justicia o la religión, hace sólo a esta última responsable del terror. Según tan sutiles razonadores, toda religión encierra en sí misma el germen del fanatismo. Si acaso, limitan su condena a las religiones monoteístas. Y rememoran todas las guerras de religión que en el mundo han sido, omitiendo el pequeño detalle de que ninguna hubiera existido sin la acción de los poderes civiles de los Estados. Repudiar la religiosidad porque existe el fanatismo religioso es tan sutil y convincente como repudiar el matrimonio porque existen los malos tratos y los parricidios. Así, la patología se convierte en la consecuencia natural del fenómeno sano. Para que la falacia resulte completa, conviene además cubrir con un poderoso manto de silencio todo lo que las religiones, y, muy especialmente, el cristianismo, han hecho para construir y defender el edificio de la dignidad del hombre.

Ver mas

separador

La fe y el Big Bang

Por André Frossard

"Como lo prueba el desplazamiento del espectro de las galaxias hacia el rojo, el universo está en expansión; algo así como- las oleadas concéntricas de unos fuegos artificiales. Para que las galaxias se desplacen es preciso que hayan tenido un punto de partida. Se supone, pues, que al principio toda la masa del universo estaba condensada en un núcleo imperceptible; mucho más pequeño que una cabeza de alfiler, en el que reinaba un calor espantoso, En un momento dado, acaso hace diez o quince mil millones de años, se produjo algo que no fue propiamente hablando una explosión, sino más bien una brusca dilatación, acompañada por una enorme liberación de energía en el vacío. Esta energía se fue transformando en materia en el transcurso de la dilatación del punto físico inicial hasta formar, en virtud de una serie de metamorfosis (la palabra es impropia, pero cualquiera otra también lo sería) el universo en expansión continua, cuya inmensidad desafía el alcance-de nuestros telescopios.

Ver mas

separador

Las Pruebas del nueve

Por Pbro. Dr. Antonio Orozco Delclós

Llamo "pruebas del nueve" a una serie de argumentos que algunos autores consideran verdaderas pruebas concluyentes de la existencia de Dios y, en cambio, otros, igualmente competentes, consideran que no son demostrativas por suponer implícita o previamente lo que se pretende demostrar, que Dios existe. Supongamos que no sean concluyentes. A mí me parece que en todo caso, algunos de estos argumentos son como una "prueba del nueve", mediante la cual se comprueba que las demostraciones rigurosas, ciertamente lo son. En el artículo "Si Dios no existiera", he hecho algunas sugerencias al respecto.

Ver mas

separador

Verdades y mentiras de la historia

Por Luis Fernández Cuervo

El artículo “El pecado nefando”, del novelista Mario Vargas Llosa, publicado en este mismo periódico el domingo 24 de agosto, merece una respuesta serena, no en el tono exaltado y panfletario que utiliza el célebre escritor, sino con la mesura y objetividad que requiere tratar un tema importante y delicado que Vargas Llosa se encarga de tergiversar y oscurecer. He demorado la respuesta hasta poder leer el documento que tanto le enfurece a ese escritor.

Ver mas

separador

¿Existen científicos que crean en Dios?

Una lista de científicos creyentes

Por Jesús Hernandez

Como parte de una serie de artículos publicados sobre el Nuevo Ateísmo o "ateísmo pseudo-intelectual", característico por su agresividad contra la Fe, y contra el cristianismo en particular, quise tratar un tema que responde a este Nuevo Ateísmo, como vamos a ver.

Yo crecí en una familia católica, y mis padres, personas religiosas, tuvieron siempre la inquietud del desarrollo intelectual propia de personas cultas. En mi casa teníamos estantes de libros religiosos, y junto a ellos, estantes de libros científicos. Yo leía desde niño las vidas de los santos, lo mismo que sobre las eras geológicas y el sistema solar. Lo mismo leí versiones de la Biblia adaptadas para niños, que libros de Isaac Asimov.

Ver mas

separador

Suscríbete

Lista de correoFacebookGoogle+Google+

separador

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

separador